La pandemia deja sin público los Juegos Olímpicos Tokio 2020