Un agujero negro engulle una estrella de neutrones