¿Trabajas 55 horas a la semana? Puedes sufrir un accidente vascular