Adiós al show de Ellen DeGeneres, un personaje de contrastes