El EXATEC que ganó una beca de astrofísica de la NASA