Cómo los grupos terroristas y del narcotráfico atraen a los estudiantes de química