bromelina de la pina
El encargado del estudio alerta que aún faltan más pruebas. (Foto: iStock)

Los resultados del estudio de Prakash Radhakrishnan son prometedores: la bromelina, enzima encontrada en la piña, inhibe la infección por SARS-CoV-2.

No obstante, este investigador de la Universidad de Nebraska, no cae en sensacionalismos, sino que –con honestidad intelectual– explica la dimensión de su trabajo publicado en 2021 en Clinical and Translational Medicine, revista científica de la prestigiosa editorial Wiley.

“Estamos en el proceso de realizar ensayos clínicos y desarrollar un fármaco a base de bromelina para Covid-19 y otros integrantes de la familia de coronavirus”, aclara en entrevista para Tec Review.

Esto quiere decir que la bromelina podría usarse (pero todavía no) como un medicamento antiviral contra el SARS-CoV-2 y futuros brotes de otros coronavirus en el mundo.

Te puede interesar: La guía nutricional africana (adaptada a México) para combatir la Covid-19

La bromelina en la piña, una enzima con mucho potencial

La inflamación grave por Covid-19 es la que, justamente, se pretende evitar en tratamientos hospitalarios para pacientes infectados por el SARS-CoV-2, como Radhakrishnan lo explica en su publicación:

“Actualmente, los pacientes con Covid-19 son tratados con diferentes agentes, incluidos favilavir, remdesivir, cloroquina, hidroxicloroquina, lopinavir, darunavir y tocilizumab. Sin embargo, la seguridad y eficacia de esos fármacos contra Covid-19 todavía necesitan una confirmación adicional mediante ensayos clínicos aleatorios”.

Por lo tanto, existe una necesidad emergente de desarrollar nuevos fármacos contra el SARS-CoV-2, de acuerdo con este investigador, quien sostiene que la bromelina, sustancia que ya es utilizada como suplemento alimenticio en el tratamiento de pacientes con problemas de trombosis, en algún momento también se podrá utilizar eficazmente para combatir la pandemia.

Al respecto, Ramón Antonio González García Conde, presidente de la Sociedad Mexicana de Virología, comenta en entrevista para Tec Review que justamente la ciencia médica apunta en la dirección señalada por Radhakrishnan, respecto a la manera en que se espera combatir la actual pandemia.

“En los próximos años seguramente podremos tener antivirales contra Covid-19. Soy optimista de que esto sí va a ocurrir, pero todavía falta mucho tiempo para lograrlo”, afirma este especialista.

Más investigación

González García Conde dice que actualmente hay diversas investigaciones publicadas que exponen la utilidad de alrededor de 300 sustancias con el potencial de contrarrestar la Covid-19. Pero la comunidad científica aún no ha podido coronar con victoria estos esfuerzos.

“Ojalá que puedan seguir avanzando estos estudios y que pueda establecerse finalmente si pueden ser útiles o no, pero todavía no tenemos ningún compuesto que pueda utilizarse como un anticoronavirus de manera específica y que funcione bien”.

La insinuación de que una medicina, una sustancia o una fruta (como la piña) bastan para combatir exitosamente la Covid-19, es seductora. Es como un canto de la sirenas al que la gente no debe de hacer caso, so pena de poner en riesgo su salud y hasta su vida. Sin embargo, de acuerdo con González, no debe descartarse que alguna dieta auxiliar funcione para hacer frente a la pandemia

“Podría haber complementos alimenticios para que las personas cuenten con un estado de salud sano y entonces puedan responder mejor a la infección. Las personas con comorbilidades previas como obesidad, diabetes o problemas cardiovasculares suelen presentar una inflamación inducida que por la infección por el virus puede agravarse”.

Dicho de otra manera, cuando las personas ya padecen un estado de inflamación previa, por ejemplo del sistema respiratorio, la respuesta de su sistema inmunológico es descontrolada, lo cual agrava los síntomas.

“En una persona sana normalmente la respuesta del sistema inmunológico no es tan exacerbada y no lleva a un estado de inflamación que ponga en riesgo su salud”, precisa.

Alimentos saludables

Expertos aseguran que para contrarrestar los efectos de la pandemia, en general, se necesita de una alimentación adecuada.

Los alimentos son componentes del no enteramente comprendido equilibrio de la salud, en el cual no solo intervienen nutrientes y órganos, sino también ciclos de descanso y maneras de manejar la tensión emocional, entre muchos otros factores tangibles e intangibles.

En el centro de esta complejidad se encuentra el sistema inmunológico, el cual determina la forma en que el organismo se defiende de virus como el SARS-CoV-2. La ley es simple: entre más fortalecido se encuentre esa defensa del cuerpo contra organismos infecciosos y virus invasores, más probable será que la Covid-19 no sea letal.

Precisamente para explicar cómo aumentar la posibilidad de prevención y supervivencia, los profesionales de la nutrición aseguran que es importante la alimentación saludable.