El tuit que el CEO de Twitter vendió en 2.9 millones de dólares