Un semáforo verde se prendió en el camino de la industrialización de la marihuana en México.

La Cámara de Diputados aprobó en lo general la ley sobre el consumo lúdico de cannabis en México, la cual abre la puerta también al comercio de esta planta.

¿Ya puedes comercializar con marihuana? Esto se discute en la Cámara de Diputados
Activista a favor de la legalización de la marihuana que propone la regulación del uso médico y recreativo del Cannabis en México durante la emergencia Covid-19 en la Ciudad de México. (Foto: Gerardo Vieyra / AFP)

¿Ya puedes comercializar con marihuana?

El dictamen que se aprobó crea la Ley Federal para la Regulación del Cannabis y modifica la Ley General de Salud y el Código Penal para legalizar el cultivo, la producción, el consumo, la distribución, la industrialización y la venta de la marihuana bajo control federal. Sin embargo, todavía espera espera el visto bueno del Senado, debido a las modificaciones realizadas por los diputados.

La iniciativa permite fumar marihuana sin presencia de menores, poseer hasta ocho plantas por domicilio y crear asociaciones de fumadores con un máximo de 50 plantas.

También establece un sistema de licencias para la siembra, el cultivo, la cosecha y la venta de marihuana y derivados con cannabis no psicoactivo.

No habrá Instituto de Cannabis

El texto aprobado en el Senado también preveía la creación del Instituto Mexicano de Regulación y Control de Cannabis, pero los diputados tumbaron esta propuesta y establecieron que el ya existente Consejo Nacional contra las Adicciones (Conadic) regule la normativa sobre marihuana.

La regulación, que se está discutiendo en el pleno de la Cámara de Diputados, ha sido recibida con suspicacias por organizaciones defensoras del consumo lúdico de marihuana ya que no se despenaliza del todo su posesión.

La legislación prevé multas por portar entre 28 y 200 gramos, y penas de prisión de hasta 15 años por portar más de 300 gramos.

El objetivo es despenalizar el consumo de marihuana con fines lúdicos en personas mayores de 18 años, quienes podrían portar hasta 28 gramos de cannabis para uso personal y tener hasta cuatro plantas en casa, además de conceder permisos a asociaciones que podrían cultivarla y comercializarla.

Esto da continuidad a lo sucedido a finales de 2018, cuando la Comisión Federal para la Protección Contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) dio luz verde a 60 permisos para la elaboración de productos hechos a partir de marihuana, como alimentos, bebidas, suplementos alimenticios, cosméticos y fármacos.

Edith Marisol Mercado, diputada de Morena, quien apoyó el dictamen, expresó que la reforma tiene como fin acabar con tratos injustos a productores y reducir el nivel delictivo históricamente asociado con la marihuana.

La opinión de los legisladores que estuvieron a favor convergió en que considerar la marihuana como sustancia ilegal no ha servido para reducir los índices de criminalidad en el país, por lo cual es preciso un cambio en el punto de vista sobre esta droga.

No obstante, diputados opositores del PAN, dijeron que su voto era en contra de la propuesta, porque ésta no cuenta con apartados suficientes relativos a la prevención de adicciones.

El tema del consumo lúdico de esta sustancia ha sido discutido en el Congreso después de que la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) determinara que las normas que actualmente prohíben el uso recreativo de cannabis son contrarias a la Constitución y a los derechos humanos.

Tendencias de la cannabis

La marihuana es la droga más popular en todo el mundo, con un estimado de 192 millones de personas consumidoras, de acuerdo con el Informe Mundial sobre las Drogas 2020 de la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC, por sus siglas en inglés).

“Los opioides, sin embargo, siguen siendo las drogas más perjudiciales, ya que, durante la última década, el total de muertes relacionadas con su consumo aumentó un 71 %, con un incremento del 92 % entre las mujeres, en comparación con el 63 % entre los hombres”, se lee en dicho documento.

La UNODC también afirma que si bien sigue siendo difícil evaluar el impacto que han tenido las leyes que han aprobado la cannabis en distintas jurisdicciones del mundo, es de resaltar que su consumo ha aumentado en todos estos lugares tras la legalización.

“La cannabis sigue siendo la principal droga que pone en contacto a las personas con el sistema de justicia penal, pues es causa de más de la mitad de los delitos relacionados con drogas, de acuerdo con datos de 69 países que abarcan el periodo entre 2014 y 2018”, señala la UNODC. (Con información de EFE)