alimentos saludables
Si desde que inició la pandemia estás buscando mejorar tu alimentación, no estás solo. (Foto: iStock)

¿Buscas en el supermercado leches veganas? ¿Botanas con menos sal? ¿Compras los llamados ‘superalimentos’? ¿Qué son los alimentos orgánicos? Datos demuestran que la llegada de la pandemia ha cambiado algunos hábitos de consumo en el mercado mexicano.

Hay un segmento de consumidores entre los que prolifera la preocupación por la salud y el bienestar, que ahora ponen más atención no solo en el precio de los productos que compran, sino en la calidad de lo que consumen.

Recomendamos: ¿Cuál es la alimentación más adecuada para responder a la Covid-19?

¿Qué son los alimentos orgánicos?

Según la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco), son aquellos que tienen un sistema de producción que y mejora la sanidad de los suelos y los ecosistemas. Es decir, son productos que se cultivan, crían y procesan utilizando métodos naturales.

“En el caso de la agricultura, no se utilizan químicos, como pesticidas, fertilizantes sintéticos, aguas residuales, o variedades transgénicas. En la ganadería no se le administran a los animales hormonas de crecimiento, anabólicos o antibióticos, ni se les alimentan con comida sintética. En cuanto a los que son procesados industrialmente no se les añaden aditivos o conservadores artificiales. En suma alimentos mucho más naturales y saludables para el consumo humano”.

Costos elevados

De acuerdo con la Profeco, el costo de estos alimentos se ha diversificado, sin embargo, todavía existen algunos factores que limitan la adquisición y consumo de esta clase de alimentos.

“¿Por qué tienen costos elevados? Esto es debido a que su producción es más lenta y en menor cantidad, resultado de la ausencia de fertilizantes, hormonas de crecimiento o algún otro aditivo químico que ayude a incrementar la producción de frutos de las plantas, o la masa muscular del ganado. Así como también al riguroso control de certificación al cual son sometidos”.

Por ejemplo, un aceite de oliva orgánico puede costar 300 % más que uno que no lo es, un ajo 100 % más, y un pollo puede costar el doble.

La salud primero

Yanira Reyes, líder de analytics de Nielsen México, dice que esta inquietud por la salud ha significado un impulso para el canasto de health and wellness. Entre agosto de 2019 y agosto de 2020, los productos orgánicos y los llamados superfoods –como la leche de almendra, coco y demás semillas como la chía y la quinoa– crecieron 20 %.

“Antes de la pandemia, este canasto crecía a ritmos del 10 %. Tomando en cuenta que el consumo anual en México –en valor– crece alrededor del 2 %, es enorme hablar de productos que crecen al 20 %”, explica la especialista de la firma de inteligencia de mercado.

Pero, este tipo de alimentos no es de fácil acceso. Si bien menos es más, y los mexicanos han buscado productos con menos azúcar, sales y grasas, los superfoods son para un pequeño nicho, lo que limita su oferta a canales modernos y tiendas especializadas.

En la actualidad, más de 2,000 millones de personas en el mundo no tienen acceso suficiente a alimentos sanos y nutritivos, según la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y Agricultura (FAO).

En México, uno de cada tres niños padece anemia por la falta de vitaminas y nutrientes en sus dietas. Asimismo, uno de cada tres tiene malos hábitos alimenticios, lo que provoca sobrepeso y obesidad. Esta misma condición se presenta en el 70 % de la población adulta.

Lee también: Estudio advierte que alimentos ultraprocesados favorecen el envejecimiento

Botanas ¿saludables?

Además de los llamados súper alimentos, las botanas saludables, como frutos deshidratados, productos de nopal y amaranto, también están ganando terreno. De enero a septiembre de este año, el crecimiento de esta subcategoría se ha acelerado hasta 27.6 %, mientras que las botanas tradicionales, como frituras y palomitas, decrecieron 2 %, en las principales cadenas de autoservicio y clubes de precio.

En un análisis realizado por la empresa Pabis Retail, se halló que antes de que comenzara la contingencia sanitaria, la subcategoría de botanas saludables ya presentaba un crecimiento del 24.4%, en el primer bimestre de 2020, comparado con el mismo periodo de 2019. Pero de marzo a septiembre de este año presentó un crecimiento de 28.5 %.

Leslie Alonso, directora de Operaciones de esta firma de soluciones analíticas en el retail, refiere que un factor que está afectando a las botanas tradicionales es la penetración de más del 500 % que tuvo el e-commerce en México, durante los últimos siete meses. Pues, por lo regular, la compra de frituras y palomitas es motivada por el impulso en la tienda física.

Antes de la pandemia, las botanas tradicionales crecieron 7.3 %. Con el paso de los meses este porcentaje bajó a 0.4 %. Acorde con la medición de Pabis Retail, la subcategoría ha presentado decrementos importantes contra 2019. Incluso en abril y julio, registró una caída de 8.0 % y de 18.5 %, respectivamente.

“Estos resultados revelan que el consumidor se está preocupando, cada vez, más por su salud y la de su familia. Sabemos que en los estados de Baja California Norte y Sur, Sonora, Sinaloa y Nayarit consumen más botanas saludables. Mientras que en Chihuahua, Coahuila, Durango, Nuevo León, San Luis Potosí, Tamaulipas y Zacatecas hay una preferencia por los productos de indulgencia”, concluye Alonso. (Nancy Malacara / Expansión)