Nitrógeno líquido: la sustancia que hace que un pollo se destruya en segundos