monitoreo de Covid-19 en aguas residuales
Neil Hernández Gress, vicerrector asociado de Investigación y Transferencia del Tec de Monterrey. (Foto: Captura de pantalla)

La fecha ha llegado. Este 24 de febrero arranca el Congreso de Investigación y Desarrollo (CID) del Tecnológico de Monterrey, durante el cual iniciará operaciones el Laboratorio de monitoreo de aguas residuales, donde se podrá medir la concentración de bacterias y virus, como el SARS-CoV-2.

“Ya estamos asociados con otras empresas para hacer este tipo de monitoreo y lo estamos haciendo hacia Covid-19 en específico”, dijo en conferencia de prensa, Neil Hernández Gress, vicerrector asociado de Investigación y Transferencia del Tec de Monterrey.

Aunque los ensayos se han realizado de manera exitosa en los campus del Tec, la idea es extender este sistema de detección a la sociedad, lo cual podría complementar los estudios clínicos personalizados.

“Hemos podido predecir sin necesidad de analizar a gente, de esta manera podemos decir cómo anda un campus, una colonia o una ciudad respecto a este tema (la Covid-19)”, detalló.

Recomendamos: El Tec de Monterrey entrega sus ‘Oscar’ a la investigación

Participarán científicos de renombre mundial

El CID, que terminará el 26 de de febrero, contará con la participación de Aaron Ciechanover, científico israelí ganador del Premio Nobel de Química, en 2004, quien dará una conferencia sobre el futuro de la ciencia sobre todo en estos tiempos en que domina el teletrabajo sobre la actividad presencial en laboratorios u oficinas.

“Platicará sobre los aspectos éticos de la investigación a distancia, así como sobre la manera en que van a cambiar los congresos”, precisó Hernández Gress.

También hablará Vladimir Bulovic, investigador del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT, por sus siglas en inglés), quien junto con investigadores del Tec de Monterrey ha desarrollado proyectos de nanotecnología.

“Tenemos una relación con él en el MIT desde hace cinco años”, especificó el directivo del Tec de Monterrey.

En beneficio de toda la población

Se trata de la quincuagésima primera edición del CID, que –por primera vez en la historia– se celebrará de modo completamente virtual, dadas las restricciones sanitarias derivadas de la pandemia.

La meta no solamente es interactuar con la comunidad académica, sino también abrir un espacio donde puedan coincidir asuntos reales, tanto sociales como económicos, en beneficio de toda la población.

“Se trata de promover la investigación científica aplicada, que permita dar soluciones a esas problemáticas que estamos mencionando y que realmente se conecte con un impacto social o económico de la forma más rápida posible”, aseveró Hernández.

El Tec tiene planeado superar lo conseguido el año pasado cuando en este congreso se generaron 15 proyectos diferentes aplicados en coordinación con gobiernos y empresas.

“Esperamos que la población no universitaria del país se vea también beneficiada por este tipo de plataforma que permite ir más allá en la búsqueda de soluciones”, concluyó.

Te puede interesar: Inicia la Reunión de Consejeros 2021 del Tec de Monterrey; presentan plan de trabajo