El ecógrafo, un aliado poco conocido en la lucha contra la Covid-19