Facebook bloquea a Australia
La decisión podría crear un precedente para todo el mundo. (Foto: iStock)

Australia lidera la guerra contra las grandes empresas de tecnología, como Google y Facebook. Aunque el buscador busca acuerdos, la red social de Mark Zuckerbeg respondió al ataque.

Facebook restringió el intercambio de contenidos de noticias en Australia, negándose a ceder a una presión regulatoria que obligaría al gigante social a compartir los ingresos con los medios de comunicación.

“La ley propuesta fundamentalmente malentiende la relación entre nuestra plataforma y los medios que la usan para compartir contenidos de noticias”, dijo el gerente de Facebook para Australia y Nueva Zelanda, William Easton.

Australia está a punto de aprobar una legislación que obligaría a las empresas digitales a pagar por los contenidos informativos, algo que crearía un precedente mundial. Según Facebook y Google la medida destrozaría el funcionamiento de Internet.

“Nos ha dejado ante una dura elección: intentar cumplir con una ley que ignora las realidades de esta relación, o dejar de permitir contenidos informativos en nuestros servicios en Australia. Con el corazón encogido, estamos eligiendo esto último”, dijo Easton.

Recomendamos: Google y su lucha contra los medios de comunicación

Google negocia

La medida de Facebook contrasta con la de Google, que en los últimos días ha negociado acuerdos con grupos de medios de comunicación, entre ellos News Corp. de Rupert Murdoch, en respuesta a la presión regulatoria.

Google acordó hacer “pagos significativos” a News Corp por contenido, informaron las dos compañías en un comunicado este miércoles.

A principios de esta semana, las autoridades australianas afirmaron que los dos gigantes tecnológicos estadounidenses estaban cerca de llegar a acuerdos con los principales medios de comunicación australianos para pagar por las noticias con el fin de resolver un enfrentamiento que se sigue de cerca en todo el mundo.

Las empresas habían amenazado con retirar parcialmente los servicios del país si la normativa se convertía en ley, lo que desató una guerra de palabras con Canberra.

Según Easton, Facebook intenta convencer a las autoridades australianas de que “el intercambio de valores entre Facebook y los editores va a favor de los editores” y genera cientos de millones de dólares de ingresos para las organizaciones de medios de comunicación.

“Llevamos mucho tiempo trabajando para conseguir normas que fomenten la innovación y la colaboración entre las plataformas digitales y las organizaciones de noticias”, dijo Easton.

“Lamentablemente, esta legislación no hace eso. En su lugar, pretende penalizar a Facebook por un contenido que no tomó ni pidió”, dijo.

Autoritario

El gobierno australiano calificó el jueves de “autoritario” el bloqueo de Facebook para compartir artículos de información, una medida de represalia del gigante estadounidense ante el proyecto de ley que pretende que las grandes plataformas remuneren a los medios por el uso de su información en Australia.

El ministro australiano de Finanzas, Josh Frydenberg, aseguró que Facebook no advirtió a las autoridades del país de su decisión de impedir a los usuarios de la red social que publiquen enlaces hacia artículos o consultar las cuentas en Facebook de las agencias de prensa internacionales.

Según el ministro, estas medidas son “inútiles, autoritarias y van a empañar su reputación aquí en Australia”.

Frydenberg declaró que su gobierno está “totalmente determinado” a poner en marcha su proyecto de ley destinado a forzar a las plataformas digitales a remunerar a los medios por el uso de sus contenidos.

El proyecto fue adoptado la semana pasada por la Cámara de Representantes y ahora se debate en el Senado.

“Lo que confirman los acontecimientos de hoy a todos los australianos es la posición dominante de estos gigantes en nuestra economía y el paisaje digital”, agregó.

Recomendamos: Tener los datos de todos, el siguiente gran negocio de Google