Perseverance logró un 'touchdown' en Marte
Estos posters fueron lanzados por la NASA, imaginando cómo viviremos en Marte (Foto: NASA / KSC)

Sputnik, en 1957, fue el primer satélite artificial que orbitó la Tierra; Neil Armstrong, en 1969, se convirtió en el primer ser humano que caminó sobre la Luna. Ahora, en 2021, el rover Perseverance es la primera misión con helicóptero integrado que busca vida en Marte.

La tarea comenzó el 18 de febrero, cinco minutos antes de las 3 de la tarde (horario de la Ciudad de México) cuando ingenieros de la Agencia Espacial Estadounidense (NASA) confirmaron, en medio de aplausos y sonrisas, que Perseverance había conseguido su cometido: tocar superficie marciana.

Fue el momento culmen en que estos ingenieros gritaron: “¡Está vivo!”, mientras seguían la misión desde la sala del Laboratorio de Propulsión a Chorro (JPL, por sus siglas en inglés), en Estados Unidos.

Minutos después, la NASA oficializó el gran logro con una metáfora de futbol americano: “Touchdown confirmado. La cuenta regresiva a Marte ha sido completada, pero la misión apenas comienza”, dijo a través de su cuenta de Twitter.

El primer paso de un camino hacia otros mundos

En efecto, es el inicio de una tarea sin precedentes en la historia de la ciencia aeroespacial, como lo confirma José Franco, investigador del Instituto de Astronomía, de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

“El Perseverance tiene incluido un pequeño helicóptero que se llama Ingenio (Ingenuity). Será la primera vez que se pone un helicóptero en un planeta diferente a la Tierra, con el cual se va a poder explorar desde las alturas la superficie y recabar datos muy rápidamente”, explica.

Helicóptero Ingenuity Mars de la NASA: el modelo de vuelo del helicóptero Ingenuity Mars de la NASA.
(Crédito: NASA / JPL-Caltech)

Esta investigación arranca en el cráter Jezero, su lugar de aterrizaje, donde anteriormente ya se habían detectado indicios de formaciones acuosas.

“Es un cráter que tiene marcas del agua que corrió; de hecho, se pueden ver marcas de un delta donde estaba la entrada de agua. La posibilidad de que haya habido vida microbiana en ese lugar es muy alta”, platica este científico.

Perseverance cuenta con 19 cámaras, micrófonos, un brazo robótico, dos espectrómetros (uno de ultravioleta y otro de rayos X); además, tiene integrados un radar y un taladro para hacer análisis subterráneos.

“Hará una gran serie de experimentos. Por ejemplo, con el taladro va a extraer muestras de las rocas del subsuelo y las va a meter en tubos que luego sellará; se van a quedar ahí en Marte para que una sonda posterior, probablemente dentro de 10 años, pueda llegar a recogerlos y regresar a nuestro planeta con ellos”, detalla Franco.

Este investigador de la UNAM considera que el aterrizaje del rover Perseverance en Marte no puede ser calificado como un triunfo mayor o menor que otros acontecidos en la carrera por conquistar el espacio exterior, simplemente porque cada uno de ellos ha cumplido con diferentes objetivos.

En el caso del Perseverance se trata de una misión no tripulada que va a permitir tener una visión más clara de la posibilidad de que haya habido vida en Marte, de acuerdo con Franco, quien concluye lo siguiente:.

“Forma parte de los hitos importantísimos en toda la construcción de nuestro camino hacia otros mundos”.