Ebrard advierte que, si se sigue la misma distribución, países tendrán la vacuna hasta 2023