¿Bitcoin para pagar el Uber? La criptomoneda está imparable