Limpieza para evitar la Covid-19 No debes mezclar estos productos
Debes tener cuidado con las fórmulas que mezcles. (Foto: iStock)

Los químicos desinfectantes se han convertido en productos esenciales en los hogares durante la pandemia. Pero, se debe tener mucha precaución cuando se mezclan diferentes fórmulas.

En abril, los Centros de Control y Prevención de Enfermedades (CDC) señalaron que el número de consultas por intoxicaciones con productos de limpieza y desinfectantes en Estados Unidos aumentó un 20 %.

Si bien en México no se han hecho registros de intoxicaciones durante la cuarentena, el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) indicó que el 80 % de los casos ocurren en los hogares.

Recomendamos: Los riesgos letales de los alcoholes en gel hechos de metanol

Nunca juntos

La capa externa del SARS-CoV-2 está compuesta por una capa de proteínas y otra de lípidos (grasa). Esta envoltura es la que permite el contacto con el ser humano. “Cualquier cosa que sea capaz de dañar a los lípidos o a las proteínas tiene un efecto contra el virus, porque sin esas dos partes ya no puede entrar en las células humanas”, explica el doctor Rodolfo Pastelín Palacios, jefe del Departamento de Biología de la Facultad de Química de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

Pastelín Palacios ha sido parte de distintas estrategias de comunicación para evitar la mezcla de químicos durante la pandemia. Dice que para destruir la envoltura del virus es correcto el uso detergentes, alcoholes, agua oxigenada o cloro. Por separado, nunca juntos.

“Estas sustancias por separado –nunca juntas– oxidan a las proteínas del virus, éstas se desestabilizan y desnaturalizan, ocasionado que ya no puedan reconocer al receptor sobre células humanas”.

La regla general es utilizar cada producto por separado, pues tienen un efecto muy potente contra el virus.

Te puede interesar: Evita las mezclas peligrosas de productos de limpieza

Fórmulas prohibidas

El problema es que el miedo que ha causado la Covid-19, también ha generado mitos en torno a la sanitización. Uno de los más comunes es que se deben mezclar varios productos para crear algo más potente.

“Lo que sucede con estas mezclas es que reaccionan entre ellas y provocan efectos indeseados y daños a la salud. El cloro es uno de los productos más delicados, si se utiliza incorrectamente, mezclándolo con otros componentes o con agua caliente se puede producir cloro gaseoso que es muy tóxico para el humano, es irritante”, dice Sarahí de León Rodríguez, Química Farmacobióloga de la UNAM.

Basta con usar una dilución de una o dos tapitas por cada litro de agua. “Esto es lo suficientemente potente como para atacar a las proteínas de la envoltura del virus”, indica Rodolfo Pastelín.

(Infografía del Dr. Carlos Riuz de la UNAM)
(Infografía del Dr. Carlos Rius de la Facultad de Química de la UNAM).

En algunos casos, como cuando se mezcla el alcohol a temperatura ambiente, puede generar una reacción química y se produce cloroformo, el cual tiene propiedades farmacológicas.

“Provoca el movimiento del diafragma, la gente ya no puede respirar por oler cloroformo y puede generar un problema respiratorio más grave y agudo que el que produce el virus”, agrega el doctor Pastelín.

Cuando se mezcla cloro con amoniaco se producen cloraminas (desinfectantes de piscinas). La fórmula es altamente tóxica a largo plazo y se les reconoce como cancerígenas.

Si se mezcla el cloro con agua oxigenada (peróxido de hidrógeno) se produce la liberación de oxígeno naciente el cual es altamente explosivo. Lo mismo sucede al mezclar cloro con vinagre.

Tampoco está recomendado el uso de alcohol con cloro, pues también puede producir cloroformo. “Si se ataca al diafragma lo que ocurre es que ya no se pueda mover y entonces no se puede respirar bien”, agrega Pastelín.

¿Por qué mezclar productos de limpieza es incorrecto?

“Todos los productos de limpieza que utilizamos son evaluados por las compañías para determinar en qué concentración son ideales para usar y seguros para la salud, pero fuera de ese rango pueden producir efectos o, simplemente, que el producto ya no funcione”, precisa Sarahí de León.

Lo que sucede es que muchas veces nos parecen poco dos gotas o dos tapitas, como lo indica la etiqueta. A veces, ni siquiera leemos la etiqueta.

Ese olor irritante a cloro, es la señal inequívoca de que la concentración es tóxica. Esta mezcla puede causar ardor en los ojos o incluso se puede llegar a tener problemas serios de respiración, inflamación de la garganta y otras consecuencias más serias.

Otra parte muy importante es leer el tiempo que indica el fabricante para que el producto cumpla con su función.

“Los productos de limpieza de marcas como Pinol o Fabuloso –entre otros– dicen que eliminan el 99 % de bacterias, pero para que eso funcione debe de usarse con agua a 38°C y nadie trapea con agua a 38°C, no quiere decir que no limpie, pero probablemente no sea tan efectivo como si se usara correctamente”, agrega Sarahí.

Otro ejemplo es el alcohol y los geles de alcohol, su efecto es muy potente, porque desorganiza las membranas, “pero la literatura recomienda esperar por lo menos 20 segundos para eliminar el virus”, agrega Pastelín.

La mayoría de los desinfectantes deben permanecer en contacto con la superficie el tiempo que nos recomienda el fabricante, en el caso del cloro y el agua oxigenada son minutos. Es de suma importancia leer las indicaciones que marcan los fabricantes.

De acuerdo a los expertos, el virus es lo suficientemente inestable como para que el jabón de manos común disuelva su membrana, pero, si deseas usar más de un desinfectante:

“Primero limpia la superficie con jabón o con detergente, quita el exceso con un trapo húmedo y después agregar el siguiente desinfectante, deja actuar el tiempo que recomienda el fabricante y retíralo”, dice el doctor Rodolfo Pastelín.

Limpieza para evitar la Covid-19 No debes mezclar estos productos