cómo surgió el virus que causa la Covid-19
Un equipo de investigadores en tres países ha logrado la primera imagen real y en tres dimensiones del SARS-CoV-2, no un modelo informático, un avance que puede ayudar a los científicos a luchar contra él. Para obtener la imagen se usó la técnica de tomografía crioelectrónica, en el que la muestra congelada se va escaneando desde distintos ángulos usando un microscopio electrónico. Los datos obtenidos se transforman en imágenes tridimensionales usando algoritmos. (Foto: EFE/ Nanographics)

Un equipo de expertos designados por la Organización Mundial de la Salud (OMS) finalizó esta semana una misión de 28 días a la ciudad china de Wuhan en busca de pistas sobre los orígenes de la Covid-19. Te explicamos algunas de sus teorías y conclusiones.

Te puede interesar: Las imágenes de la fiesta tecno en Wuhan, en medio de la pandemia mundial

¿Cuáles son los principales escenarios?

Peter Ben Embarek, que lidera el equipo de expertos en enfermedades de animales, dijo que el grupo realizó investigaciones científicas sobre cuatro principales escenarios en torno a cómo el SARS-CoV-2, el virus que causa la Covid-19, se transmitió a los humanos.

La primera hipótesis indica que una sola persona fue expuesta al SARS-CoV-2 a través del contacto directo con las especies huéspedes, el murciélago rinolófido. El virus podría haber estado circulando por un tiempo en humanos antes de llegar a la densamente poblada Wuhan.

En el segundo escenario, considerado como menos probable, la transmisión a humanos ocurrió por una especie intermediaria no identificada. Liang Wannian, experto de la Comisión Nacional de Salud de China, dijo que los pangolines eran potenciales candidatos, pero que también puede haber otros sospechosos de portar el virus, como el visón americano e incluso gatos.

Una tercera posibilidad es que la Covid-19 se haya originado por una combinación de las hipótesis primera y segunda y que luego se haya transmitido mediante productos procesados de cadenas en frío.

Expertos chinos atribuyeron brotes del SARS-CoV-2 a mediados del año pasado a alimentos congelados importados y han expresado la posibilidad de que también hayan provocado la epidemia de Wuhan.

El último escenario implica que el SARS-CoV-2 se haya filtrado desde el Instituto de Virología de Wuhan, que estuvo investigando sobre tipos de coronavirus conocidos. Ben Embarek descartó esa posibilidad y dijo que no estaba sujeta a mayores investigaciones. Los accidentes ocurren, dijo, pero “es muy poco probable” en este caso.

Te puede interesar: Ya se publicaron los resultados de la Fase 3 de la vacuna Sputnik. Te contamos los detalles

¿Cuándo comenzó el brote?

Los expertos dicen que si bien es poco probable que se hayan producido brotes extensos en Wuhan o en otras partes de China antes de diciembre del 2019, no pueden descartar que el virus hubiera estado circulando en otras regiones.

Un cruce directo entre murciélagos o especies intermediarias sugeriría que la transmisión a Wuhan pudo haberse facilitado por redes de comercio de animales salvajes.

Marion Koopmans, otra integrante del equipo de expertos, dijo que los animales salvajes que se venden en el mercado de productos marinos de Huanan procedían de regiones que contienen hábitats para los murciélagos que se sabe albergan virus bastante relacionados con el SARS-CoV-2.

Una de estas regiones es la provincia suroccidental de Yunnan, pero el equipo también está considerando que la primera transmisión humana pudo haber ocurrido en la frontera con Laos o Vietnam.

¿Qué rol tuvo el mercado de Huanan?

Aunque el mercado de alimentos marinos de Huanan en Wuhan estuvo vinculado a los primeros cúmulos de casos, el traspaso inicial desde animales a humanos no ocurrió ahí.

Liang dijo que aún no hay suficiente evidencia para determinar cómo ingresó el virus a Huanan, pero que está claro que circulaba en otras partes de Wuhan al mismo tiempo.

El escenario más probable es que una persona haya llevado el SARS-CoV-2 al mercado, pero Ben Embarek también sugirió que el virus pudo haberse introducido a través de un “producto”, incluyendo carne congelada de algún animal salvaje susceptible al virus.

China ha expresado preocupación respecto a que cualquier investigación pueda ser “politizada” y dijo que solo cooperaría si quedaba claro que no asumiría la responsabilidad por la pandemia.

Al descartar el escape del virus del laboratorio y aceptar que la Covid-19 podría haberse originado fuera de China, el equipo de la OMS no cruzó los límites establecidos por Pekín.

China también se mostró susceptible de que el equipo de la OMS estuviera considerando la teoría de transmisión por cadenas de frío. Pero es poco probable que estos hallazgos satisfagan a quienes creen que China es responsable por la epidemia y encubrió evidencia.

¿Qué otras investigaciones se necesitan?

Ben Embarek dijo que ahora China necesita encontrar evidencia que pueda probar que el coronavirus ya estaba circulando en la población antes de diciembre del 2019. Afirmó que las muestras de bancos de sangre podrían ser un buen lugar para comenzar.

Las comunidades de murciélagos cerca de Wuhan han sido descartadas como una fuente y se necesitan más indagaciones en cuevas de los mamíferos en otras regiones para ver si puede encontrarse un animal con un virus parecido al SARS-CoV-2.

Los animales salvajes que se venden en el mercado de Huanan también necesitan pasar por un escrutinio mayor y el rol de productos que integran las cadenas de frío en general requiere mayor investigación, dijo Embarek. (David Stanway / Reuters)