OMS sobre el uso de cubrebocas
¿Qué mascarilla debo usar? (Foto: iStock)

El coronavirus es una enfermedad de la cual aún seguimos aprendiendo. Con sus nuevas variantes, formas de transmisión, daños neurológicos y desarrollo de vacunas, científicos de todo el mundo siguen investigando al SARS-CoV-2. Y ¿qué pasa con los cubrebocas? ¿es necesario seguirlos utilizando? Te explicamos qué dice la Organización Mundial de la Salud (OMS):

¿Por qué debo usar una mascarilla o cubrebocas?

La Organización Mundial de la Salud (OMS), advierte que las mascarillas son una medida clave para suprimir la transmisión y salvar vidas.

Deben usarse como parte de un enfoque integral que se conoce como “¡Hacer todo!”, es decir, tomar todas las medidas que se puedan: distanciamiento físico, evitar entornos abarrotados, cerrados y de contacto cercano, procurar una buena ventilación, limpieza de manos, cubrirse estornudos y toser, y más.

Dependiendo del tipo, las mascarillas se pueden utilizar para proteger a personas sanas o para prevenir la transmisión.

Recomendamos: Usuarios lograron registro en la página de MiVacuna, te dejamos algunos consejos para tener éxito

¿Qué cubrebocas debo usar?

Las mascarillas médicas se recomiendan para:

  • Trabajadores de la salud en entornos clínicos
  • Cualquier persona que tenga señales de Covid-19, incluidas las personas con síntomas leves, como dolores musculares, tos leve, dolor de garganta o fatiga. Cualquiera que esté esperando los resultados de una prueba o que haya dado positivo
  • Personas que cuidan a alguien que es un caso sospechoso o confirmado de Covid-19 fuera de las instalaciones de salud
  • Personas de 60 años o más
  • Personas de cualquier edad con problemas de salud subyacentes, que incluyen enfermedades respiratorias crónicas, enfermedades cardiovasculares, cáncer, obesidad, pacientes inmunodeprimidos y diabetes mellitus

Cubrebocas de tela

Las máscaras de tela no médicas pueden ser utilizadas por el público en general menor de 60 años y que no tenga afecciones de salud subyacentes.

Sí, todos deben usar cubrebocas en lugares públicos

En las áreas donde el virus está circulando, se deben usar máscaras y en habitaciones con ventilación deficiente o desconocida.

“No siempre es fácil determinar la calidad de la ventilación, que depende de la tasa de cambio de aire y del exterior. Entonces, si se tiene alguna duda, es más seguro simplemente usar una máscara”, dice la OMS.

Recomienda siempre lavarse las manos, antes y después de usar una mascarilla; mientras se usa un cubrebocas, aún se debe mantener la distancia física de los demás tanto como sea posible.

Para entornos públicos interiores, como centros comerciales concurridos, edificios religiosos, restaurantes, escuelas y transporte público, la OMS pide usar una máscara si no se puede mantener la distancia física de los demás.

“Cuando esté al aire libre, use una máscara si no puede mantener la distancia física de los demás. Algunos ejemplos son los mercados concurridos, las calles abarrotadas y las paradas de autobús”, recomienda.

Si ya tuve Covid ¿aún puedo contagiar?

Nuria Izquierdo-Useros doctora en biología, jefa del grupo de patógenos emergentes de IrsiCaixa, explicó en una respuesta para el diario El País, que una persona que ya tuvo el virus puede volver a contagiar y, por eso, es necesario seguir las medidas de protección.

“Incluso teniendo anticuerpos. Y, evidentemente, si uno se puede volver a infectar, no seguir las medidas de prevención puede causar que infectemos a otras personas. Es verdad que las reinfecciones no son lo más frecuente, pero también es cierto que resulta muy difícil en una situación como la actual hacer un censo real de la cantidad de gente que se está reinfectando”.

La menor carga viral

En entrevista para Tec Review, Felipe Muñoz González, especialista adscrito al laboratorio de enfermedades metabólicas e inmunogenéticas del Instituto Nacional de Medicina Genómica en la maestría de bioquímica clínica, comenta que el objetivo de las reglas que estructuran la nueva normalidad no solo tiene que ver con fortalecer el sistema inmunológico de los individuos, sino también con reducir el número de virus en el ambiente.

“Esto pasa siempre cuando estamos en contacto con personas, estamos inoculando virus y estamos creando inmunidad recíprocamente. El ideal nunca ha sido no contagiarse, sino contagiarse con una carga viral mínima. Lo menos posible para no desarrollar una enfermedad clínica grave ni siquiera media, simplemente para ser asintomáticos y permitir que el organismo desarrolle inmunidad”, cometa Muñoz González.

Las medidas promovidas por la OMS, como el uso de cubrebocas y la sana distancia, se deben incorporar a la vida diaria, sobre todo en las actividades sociales que involucran a muchas personas. De acuerdo con el especialista, esto no eliminará el virus, pero sí la cantidad de carga de SARS-CoV-2 intercambiada entre los habitantes de este planeta.