gimnasia estática
Las rutinas pueden hacerse en la oficina. (Foto: Captura de pantalla, DeporteUNAM, YouTube).

Para eficientar el patrullaje de las células del sistema inmunológico en búsqueda de agentes patógenos, entre ellos el SARS-CoV-2, y para mejorar la salud física y mental, se ha creado el proyecto de la gimnasia estática.

Se trata de videos tutoriales desarrollados el año pasado por de la Dirección General del Deporte Universitario (DGDU) de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM). Y se han vuelto muy populares: ya cuentan con cerca de un millón de vistas en la red.

Recomendamos: ¿Cómo funciona nuestro sistema inmunológico?

Ejercicios para todos

“En los videos no salen los típicos hombres o mujeres marcados, de un cuerpo muy esculpido, sino que son personas comunes y corrientes, personas que pasan largo tiempo sin moverse”, dice en entrevista para Tec Review, Valentín Albarrán Ulloa, director de Cultura Física de la DGDU.

La idea es que la gente se identifique con los modelos ordinarios, no habituados a realizar actividad física, representantes del sector más sedentario de la sociedad compuesto, principalmente, por oficinistas.

Se suele creer que el ejercicio solamente es para personas fuertes o ágiles, y esto –según Albarrán Ulloa– da pie a un círculo vicioso, donde la gente no desarrolla mayores capacidades físicas, porque no se ejercita. Y no lo hace porque cree que no cumple con el estereotipo.

“Son videos que tienen la intención de proponer ejercicios de bajo impacto, primero, para que las personas que pasan largos periodos de su jornada laboral en un mismo espacio, no corran el riesgo de entrar a un programa de acondicionamiento físico que les demande demasiada intensidad o las ponga en riesgo de lesiones o de propiciar algún padecimiento cardiovascular”, explica este directivo universitario.

Te puede interesar: Científicos revelan cuánto ejercicio necesitas para compensar un día entero sentado

Ejercicios en casa

Albarrán también señala que este recurso multimedia es el punto de partida para que la población se integre a la activación física, ya de manera más permanente.

“Se pretende que estos ejercicios se realicen en casa o en el mismo espacio de trabajo con el apoyo de lo que se tenga a la mano –como mesas o sillas– y con la facilidad de que sean accesibles a través de cualquier dispositivo con internet”, expresa.

Los videos están divididos en función de activar diversos grupos musculares o de prevenir algunos padecimientos, que tienen que ver con el fortalecimiento del cuello o con la mejora de las posturas cuando las personas pasan sentadas largos periodos.

“Algunos otros tienen que ver con evitar el desarrollo de la artritis para quienes están muy acostumbrados a usar solo el mouse. También buscan fortalecer el tronco superior, el tronco inferior, las muñecas, los brazos y las piernas”, agrega este especialista de la UNAM.

Te puede interesar: La lumbalgia, el enemigo de quienes se quedan en casa

No hay pretextos

Albarrán platica que la gente a veces se pone barreras mentales para no hacer ejercicio, pero con estos videos de gimnasia estática es posible activarse en cualquier rato libre disponible, además de que son gratuitos.

“Personas con obesidad, diabetes o hipertensión tienen los principales factores de riesgo para que la enfermedad de la Covid-19 ataque de manera grave. Entonces, estos videos son una buena alternativa para generarse el hábito del ejercicio a un nivel que no implique lesiones o riesgo de infarto, pero que sí permita conocer los beneficios del ejercicio y vivirlos en carne propia”, concluye Albarrán.

Cifras preocupantes

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), al menos un 60 % de la población no realiza la actividad física necesaria para obtener beneficios para la salud.

Coincide en que se debe a la insuficiente participación en la actividad física durante el tiempo de ocio y a un aumento de los comportamientos sedentarios durante las actividades laborales y domésticas. El aumento del uso de los medios de transporte “pasivos”, también ha reducido la actividad física.

Según la OMS, los niveles de inactividad física son elevados en prácticamente todos los países desarrollados y en desarrollo.

En las grandes ciudades de crecimiento rápido, la inactividad es un problema aún mayor. Por eso, considera que las enfermedades no transmisibles asociadas a la inactividad física son el mayor problema de salud pública.

Recomendamos: 6 ejercicios que ayudan a combatir los genes de la obesidad