Janeth Valenzuela
Janeth Valenzuela, cantante y acordeonista. (Foto: Cortesía).

“Cómo me gustan los ojos de esa morena…” es la primera frase de “Por las calles de Chihuahua”, canción cantada por Janeth Valenzuela en un video de Youtube con más de 365,000 visitas.

A la intérprete se le ve, además, tocar con soltura y gracia un acordeón de botones. Aunque dicho tema es un clásico norteño de décadas atrás, ella ha tenido el talento de desempolvarlo y transmitirlo con una armonía renovada.

Detrás de este logro, no solamente está el carisma de esta joven, de 27 años de edad, oriunda de Delicias, Chihuahua, sino también un plan de negocios que ella comparte en entrevista para Tec Review, a quienes quieran emprender en el mundo de la música.

Recomendamos: Los riesgos de emprender en la nueva normalidad

Los pasos para llegar a la cima

“Primero que nada tienen que tener un capital, aunque sea pequeño, para poder invertir en sus grabaciones y, sobre todo, que metan calidad en todo lo que ofrecen, pero que sea realmente lo que les apasiona porque requiere de mucho esfuerzo al comenzar”, dice.

Ella también aconseja a quienes quieran ingresar en el emprendimiento de la música que abran redes sociales en las que pueden comenzar a capitalizarse como artistas a través de la monetización de videos.

“Entonces pueden ir ahorrando, mientras tanto no deben gastar en cosas innecesarias. Hay que hacer sacrificios, para después poder pagar la grabación de contenido con mayor calidad”, comenta.

Éste es un modo en que, poco a poco, un proyecto musical se vuelve popular, a tal grado que comienza a sonar en las estaciones de radio porque la gente así lo pide, como le ha ocurrido a Valenzuela. Todo esto con base en una estructura organizacional.

Mi proyecto implica habilidades de recursos humanos y yo, como líder, tengo mucha gente a mi cargo como el equipo de redes, el equipo de marketing y los chavos que conforman el grupo musical”, señala esta acordeonista, quien también es egresada de la carrera de Administración y Estrategia de Negocios, del Tecnológico de Monterrey, Campus Chihuahua.

Ella aclara que vender música no es lo mismo que vender productos como comida o ropa, porque la música tiene que ver mucho más con factores intangibles como los sentimientos o la forma de ser de quien los transmite.

“Vender una personalidad es bien diferente que simplemente vender una mercancía”, advierte esta EXATEC.

Te puede interesar: El MIT ha nombrado al emprendedor latinoamericano del año… y es EXATEC

Abandonar un trabajo estable

Antes de despuntar tanto en el mundo de la música, Valenzuela llevaba tres años y medio trabajando como asistente de dirección en una empresa cervecera. Ella combinaba ambas actividades –con un esfuerzo titánico– que la condujo a jornadas de 20 horas diarias.

“Me levantaba a las cinco de la mañana y me acostaba a la una de la madrugada, casi no dormía”, precisa.

El 31 de enero de 2020 decidió dejar el empleo como oficinista y dedicarse en cuerpo y alma a su verdadera pasión, la música que, por cierto, ya le estaba dejando mayores dividendos que su trabajo estable. “Me ganaba en un concierto lo que ganaba en un mes en la cervecería”, platica.

A partir de entonces, ella inició un proceso de franco crecimiento en redes sociales, además de que comenzó a instrumentar estrategias mucho más formales de promoción.

“Esto implicó muchos rubros, como las regalías que la música genera, la venta de fechas de conciertos y cualquier proyecto que implicara mi imagen en comerciales”, especifica esta artista.

Recomendamos: Jacob Pace, el creador de la marca de entretenimiento más grande en TikTok

La pandemia y los nuevos retos

A raíz de las medidas restrictivas derivadas de la Covid-19, Janeth comenzó a experimentar los efectos adversos en sus presentaciones, lo cual fue una muestra del descenso generalizado de 52 % en el negocio de los conciertos en vivo en México, durante los primeros 9 meses del 2020, de acuerdo con la Corporación Interamericana de Entretenimiento (CIE).

Por lo anterior, esta cantante ha optado por ofrecer a su público conciertos virtuales, siguiendo el ejemplo de Coldplay, Foo Fighters y The Killers, grupos anglosajones que han elegido el camino online para seguir agradando a sus seguidores.

Ella tiene planeado, para este 2021, abrir una tienda en línea de artículos como gorras o sudaderas con su imagen impresa. Esto para aprovechar mediante un giro comercial complementario la gran conexión que ha conseguido con sus fans.

“También probablemente empiece a vender tutoriales de acordeón a través de mi página web”, agrega.

Es así como Janeth ha llevado a cabo su emprendimiento musical con el respaldo de su sólida formación académica, voz excepcional y virtuosismo en el acordeón, instrumento que le fue regalado hace 11 años por su papá, quien nació en Culiacán, Sinaloa. Desde entonces no ha dejado de apretar sus botones mientras extiende estéticamente su fuelle, como se mira en el video de “Por las calles de Chihuahua”.