La fábrica de Sanofi en Alemania (Foto: Yann Schreiber / AFP)

El laboratorio francés Sanofi va a fabricar en el segundo semestre de 2021 la vacuna contra la Covid-19 de sus rivales Pfizer/BioNTech, la primera vez que ocurre en el sector farmacéutico.

Sanofi “se hará cargo de los últimos pasos de fabricación para suministrar más de 125 millones de dosis de la vacuna contra la Covid-19 para la Unión Europea”, detalló el laboratorio en un comunicado.

Recomendamos: Esto sabemos de Nelly y Erick, las variantes de la Covid-19

Manos a las vacunas

Producir para un rival “es una primicia”, dijo Olivier Bogillot, presidente de Sanofi en Francia. Añadió que “lo que está en juego no es en absoluto económico, sino la capacidad de distribuirlos lo más rápidamente posible”.

El gobierno francés le había pedido a Sanofi que estudiara la posibilidad de poner a disposición sus cadenas industriales para aumentar la producción de vacunas ya existentes.

Al mismo tiempo Sanofi está trabajando en dos vacunas para luchar contra esta pandemia, pero su proyecto principal se ha retrasado y no se espera que llegue al mercado antes de finales de año.

Bogillot defendió las decisiones estratégicas del laboratorio francés, que ha sido muy criticado por el retraso de su vacuna.

“Moderna y BioNtech hicieron esa elección (de la tecnología del ARN mensajero) también porque era la única tecnología que tenían. Nosotros teníamos varias opciones. Elegimos una opción que dominamos”, señaló.

Recomendamos: ¿Puede la cannabis ayudar en el tratamiento de la Covid-19? Te explicamos

El ARN mensajero

El ARN mensajero se considera el avance biológico más grande de los últimos años. Consiste en inyectar en las células humanas fragmentos de instrucciones genéticas llamadas ARN mensajero, para que fabriquen proteínas o “antígenos” específicos de coronavirus. Estas proteínas serán entregadas al sistema inmunitario, que producirá entonces anticuerpos.

Un problema es la distribución de este producto, que requiere ser conservado a muy baja temperatura, -70 grados Celsius, y no más de cinco días con una temperatura de refrigerador. (AFP)

Te puede interesar: ¿Cómo funcionan las vacunas contra la Covid-19? ¿Son seguras? Resolvemos tus dudas

La presión de la Unión Europea

La Unión Europea aumentó la controversia con el laboratorio AstraZeneca por los retrasos en la entrega de vacunas para la Covid-19, y aseguró que las plantas en Reino Unido deberían compartir su producción.

La agria disputa entre la compañía farmacéutica y la UE motivó una enorme confusión causada por versiones desencontradas, y altos funcionarios del bloque aumentaron la presión sobre el laboratorio para que cumpla con los contratos de compra anticipada.

La controversia estalló después que AstraZeneca anunció que podría reducir su programa de entrega de vacunas a la UE a raíz de problemas con la línea de producción en una de sus plantas situadas en territorio europeo.

En tanto, el laboratorio mantuvo su ritmo de abastecimiento de vacunas al Reino Unido, donde tiene instaladas dos plantas productoras.

La comisaria europea de Sanidad, Stella Kyriakides, dijo en una conferencia de prensa que las dos plantas de AstraZeneca situadas en territorio británico deberían suministrar vacunas para cumplir con los compromisos en la UE. (AFP)