Guillermo González Camarena y cómo surgió la televisión a color
El investigador Guillermo González Camarena, originario de Arandas, Jalisco, inventó en 1940 un sistema para transmitir a color. En 1952 fundó la televisora XHGC canal 5. En 1960 un sistema más simple para generar color el bicolor simplificado. Su legado vive en cada televisor a color. (Foto: AFP)

La vox populi dice que el mexicano es ingenioso. Y la mejor muestra de esta afirmación es Guillermo González Camarena, el ingeniero que inventó la televisión a color.

Nació en 1917 en Guadalajara, Jalisco, y a los dos años de edad se trasladó junto con sus padres a una casona porfiriana en el número 74 de la calle de Havre, en la Colonia Juárez, en la Ciudad de México.

Al igual que todos los niños, Guillermo se hacía muchas preguntas sobre su entorno, sólo que él fue mucho más allá que la mayoría en la búsqueda de respuestas. El resultado de este carácter marcadamente inquisitivo fueron diversos inventos de los cuales destacó uno a nivel mundial: la televisión a color.

Recomendamos: La cara oculta: Isaac Newton y la alquimia

Jorge fue testigo de la genialidad de su hermano

“Para darnos una idea de su carácter, en aquella temporada, cuando él tenía unos siete años, hubo una serie de temblores (en la Ciudad de México). Entonces a Guillermo se le ocurrió hacer un aparatito que avisara de los temblores. A medianoche la familia estaba dormida y comenzaba el aparatito aquél a hacer un escándalo terrible que a todos nos despertaba”, dice Jorge, pintor y muralista, su hermano mayor, en un video de la Fundación Cultural Jorge González Camarena, A.C.

A la edad de 12 años Guillermo construyó su primer transmisor de radio. Años después decidió hacer su propia cámara de televisión, por lo que fue a los mercados de Tepito y La Lagunilla, donde encontró las piezas necesarias para cristalizar su idea.

Así es como con viejos lentes de proyectores de cine y piezas de radios descompuestos, construyó su primera cámara de televisión, aunque no de color. Años después, cuando estudiaba en la Escuela Superior de Ingeniería Mecánica y Eléctrica (que abandonó después de dos años de haber ingresado a ella), consiguió en el sótano de Havre 74 la proeza que grabó su nombre en la historía universal de la tecnología: construir la primera cámara de televisión a color.

Lee: Científicos mexicanos descifran el origen de un extraño incremento de rayos cósmicos de alta energía

La cumbre la alcanzó debajo de su casa

“Recuerdo muy bien la etapa en la que él platicaba, todavía era teoría si se podría obtener color por medio de la televisión, transmitirlo y recibirlo, y comenzó a hacer sus pruebas abajo (en el sótano)”, platica Jorge, quien le recomendó a su hermano que hiciera público el éxito de su experimento.

“En esa circunstancia fue cuando yo le sugerí darlo a conocer. Tenía amigos de Revista de Revistas (publicación semanal de aquella época), los combiné a que vinieran a ver la primera prueba de televisión a color. Cuando se hizo la prueba, aparecieron las imágenes y apareció el color. Se había demostrado que se estaba transmitiendo color por la televisión a color no en México, sino en el mundo”, expresa el hermano de Guillermo.

Así fue el génesis del invento, pero no fue hasta el 21 de enero de 1963, dos años antes del fallecimiento de Guillermo en Amozoc, Puebla, que las primeras imágenes a color en la televisión fueron transmitidas a nivel nacional.

“Paraíso Infantil” fue la emisión seleccionada por Guillermo, porque estaba convencido de que la programación vespertina de la televisión tenía que estar enfocada a los niños.

Aunque la transmisión fue hecha a colores, no hay evidencia de esto, ya que los aparatos de grabación de ese tiempo no eran compatibles con la tecnología desarrollada por Guillermo, quien de este modo demostró ser, como todo genio, un adelantado a su época.