diseño de vacunas contra la Covid-19
Escudo de Glicano en SARS-CoV-2. (Foto: ACS Cent. Sci. 2020, 6, 10, 1722-1734)

Hay una nueva luz en medio de las sombrías cifras de más de 95 millones de casos y más de 2 millones de personas fallecidas por la pandemia.

La luz viene de Beyond Shielding: The Roles of Glycans in the SARS-CoV-2 Spike Protein, un artículo publicado por American Chemical Society, institución que informa sobre las mejores investigaciones de química en Estados Unidos.

El autor es Lorenzo Casalino, investigador de bioquímica en la Universidad de California, San Diego, quien da a conocer simulaciones de dinámica molecular sobre las funciones de los glicanos.

Los glicanos son compuestos bioactivos con actividad sobre el sistema inmunológico, además de que intervienen en el funcionamiento del sistema cardiovascular.

¿En qué consiste la investigación de Casalino?

En general, el trabajo presenta conocimientos funcionales y estructurales hasta ahora no vistos sobre la proteína SARS-CoV-2 y su cubierta de glicanos, proporcionando una estrategia que podría aprovecharse para el desarrollo de vacunas, de acuerdo con el estudio.

“Construimos un modelo de longitud completa de la proteína SARS-CoV-2 glicosilada, tanto en los estados abiertos como cerrados, aumentando los datos estructurales y biológicos disponibles”, expresa Casalino.

Otro de los logros de este científico ha sido mostrar cómo el escudo de glicanos cubre una gran cantidad de la superficie de dicha proteína, lo cual podría servir de inspiración para tratamientos contra la Covid-19 mucho más eficaces.

“Además, los análisis de accesibilidad de un extremo a otro describen una descripción completa de las vulnerabilidades del escudo de glicanos de la proteína SARS-CoV-2, que puede explotarse en los esfuerzos terapéuticos dirigidos a esta máquina molecular”, se lee en el artículo.

Para lograr esto, se utilizaron múltiples simulaciones de dinámica molecular con el fin de proporcionar una perspectiva atomística sobre las funciones de los glicanos y las interacciones de las proteínas.

Se espera que estos descubrimientos sean útiles para frenar el avance de la enfermedad respiratoria infecciosa originada en Wuhan, China, a finales de 2019, y finalmente extendida por todo el mundo.

Debido a la falta de inmunidad, esta pandemia no solamente ha causado la pérdida de vidas humanas, sino también ha dado lugar a un daño económico planetario como no se había visto desde hace casi 100 años, cuando estalló la llamada Gran Depresión, en Estados Unidos, a partir de la caída de la bolsa de valores de Nueva York, el martes 29 de octubre de 1929.