tendencias tecnológicas en 2021
Una tercia se perfila en el futuro de la sociedad. (Foto: iStock)

Como tres caballos a todo galope, tres tendencias arrancan con brío en 2021, y la meta se divisa a menos de 365 días de distancia.

Belén García, directora asociada de estrategia en frog, consultora global de innovación y diseño, dice en entrevista para Tec Review que el trabajo cada vez más en modo remoto; la percepción de la realidad cada vez más personalizada; y las empresas cada vez con mayor compromiso socioambiental son las tres tendencias que han empezado a correr en la pista.

Te puede interesar: Parler y Gab, las redes sociales conservadoras amenazadas por las Big Tech

Carril número uno

“El primer escenario, el del trabajo cada vez más remoto, tiene que ver con experiencias más inmersivas que pretenderán replicar a distancia la interacción humana directa que se tiene en un espacio físico”, comenta la también egresada de la maestría en innovación de producto, del Tecnológico de Monterrey, campus Monterrey.

Las compañías no solamente deberán tener políticas de trabajo remoto, sino que también –según García– tendrán que contar con paquetes de tecnología que ofrezcan a los trabajadores mejores experiencias tecnológicas.

“Cada vez va a haber más equipos e incluso muebles en casa que integran estas tecnologías”, dice esta experta.

Recomendamos: La luz y el internet del home office deberán ser pagados por los empleadores en México

Carril número dos

Respecto al segundo escenario, el de la percepción de la realidad cada vez más personalizada, se espera mayor presencia de algoritmos de realidad aumentada.

“Ya hay filtros de Snapchat, Instagram o Tiktok que, de cierta manera, están distorsionando cómo vemos la realidad; si esto lo llevamos a un extremo y pudiéramos mirar todo el mundo a través de filtros, cada quien personalizaría a su manera lo que percibe”, expresa García.

Entonces surgiría el fuerte cuestionamiento de cuál es la realidad auténtica, porque cada quien defendería su interpretación personalizada.

Lee también: Nuevas fronteras de la medicina: entre la biología y la nanotecnología

Carril número tres

En el tercer escenario, el de las empresas cada vez con mayor compromiso socioambiental, la competencia se librará en el terreno ético.

Los consumidores, de acuerdo con García, tomarán más en cuenta no solo el precio del producto, sino también su historia. Cobrarán relevancia preguntas como ¿dónde fue producido?, ¿qué materiales se usaron? o ¿cuánto tiempo durará en el mundo una vez desechado?

“Cada vez habrá más personas interesadas en que los productos que consumen tengan menor impacto ecológico o conlleven algún beneficio social”, asegura esta EXATEC.

Esto aumentará la responsabilidad de diseñadores, investigadores, tecnólogos y líderes empresariales para garantizar que los productos proporcionen un valor duradero a las personas.

La meta

García platica que esta prospectiva no es un decreto inalterable al cual la humanidad debe acoplarse completamente, sino más bien una invitación a paladear el futuro con la posibilidad de cambiarlo tanto como se desee.

“El objetivo es que estos tres escenarios ofrezcan una oportunidad de reflexionar si estamos yendo por el camino correcto. Si esto es lo que queremos, qué tenemos que hacer hoy para llegar a ello o para no llegar si, por el contrario, no lo queremos”, concluye.