Julian Assange su búsqueda de asilo
Un mural del australiano Julian Assange se ve en un callejón en Melbourne el 5 de enero de 2021, luego de que un juez en Londres dictaminara que el fundador de WikiLeaks no debe ser extraditado a los Estados Unidos para enfrentar cargos de espionaje por publicar cientos de miles de militares y diplomáticos clasificados. documentos en 2010. (Foto: William West / AFP)

John Shipton, padre del fundador de WikiLeaks, el australiano Julian Assange, ha pedido a Nueva Zelanda que dé asilo a su hijo, después de que la justicia británica rechazara la solicitud de extradición que hizo Estados Unidos.

“Nueva Zelanda es ciertamente una opción”, dijo el abogado Greg Barns, asesor de la campaña en Australia en favor de la liberación de Assange y quien firmó esta carta junto a Shipton y su colega neozelandés Craig Tuck, al considerar que se trata de “un caso político” que puede ser negociado con Reino Unido.

“Esta carta es una petición a los países progresistas como Nueva Zelanda de que reconozcan la importancia de lo que defiende Assange y se aseguren de que no sea procesado por ejercer su libertad de expresión”, explicó.

Barns habló sobre la oferta de México, pero no dijo que sería aceptada.

Te puede interesar: El MIT ha nombrado al emprendedor latinoamericano del año… y es EXATEC

Más datos sobre Assange

El pedido de asilo se produce después de que la jueza británica, Vanessa Baraister, rechazara la extradición por razones médicas, en un fallo que será apelado por Estados Unidos y que durará años, tras ser descartados los alegatos de la defensa, que denunciaban motivaciones políticas para juzgarlo y un juicio tendencioso.

Assange afronta una pena potencial de 175 años de cárcel por presuntos delitos de espionaje e intromisión informática por la filtración en la década pasada de documentos militares y confidenciales sobre la intervención de Washington en Irak y Afganistán.

El lunes, el presidente mexicano Andrés Manuel López Obrador abrió las puertas del país para el activista.

“Voy a pedirle al secretario de Relaciones Exteriores (Marcelo Ebrard) que haga los trámites correspondientes para que se solicite al gobierno del Reino Unido la posibilidad de que el señor Assange quede en libertad y que México le ofrece asilo político. Es periodista y merece una oportunidad.”, explicó López Obrador.

Te puede interesar: Google ya tiene sindicato

Las acusaciones

Assange, de 49 años, lleva 20 meses recluido en la cárcel londinense de Belmarsh desde su espectacular detención en abril de 2019 en la embajada de Ecuador en el Reino Unido, donde vivió refugiado siete años.

Assange y WikiLeaks se hicieron famosos en 2010 a raíz de la publicación de unos 700,000 documentos militares y diplomáticos confidenciales que pusieron a Estados Unidos en más de un aprieto.

Washington lo acusa de haber puesto en peligro la vida de sus informantes con la publicación de los documentos secretos sobre las acciones militares estadounidenses en Irak y Afganistán, que revelaron actos de tortura, muertes de civiles y otros abusos.

Estas son las principales etapas de la larga y agitada saga judicial en torno al fundador de WikiLeaks, el australiano Julian Assange, encarcelado en el Reino Unido, cuya justicia negó su extradición a Estados Unidos.

En julio de 2010, la prensa mundial publica 70,000 documentos confidenciales sobre las operaciones de la coalición internacional en Afganistán, difundidos por la web WikiLeaks. En octubre se publican 400,000 informes sobre la invasión estadounidense de Irak y, un mes después, el contenido de 250,000 cables diplomáticos estadounidenses.

El 18 de noviembre, Suecia lanzó una orden de detención europea contra Assange como parte de una investigación por violación y agresión sexual a dos mujeres suecas en agosto de 2010. El australiano asegura que fueron relaciones consentidas.

Assange, que estaba en Londres, se entregó a la policía británica el siete de diciembre. Quedó detenido durante nueve días y luego bajo arresto domiciliario.

En febrero de 2011, un tribunal londinense validó la solicitud de extradición a Suecia. El australiano teme ser entregado desde allí a Estados Unidos y enfrentarse a la pena de muerte.

Refugiado en la embajada de Ecuador

El 19 de junio de 2012, Assange se refugió en la embajada ecuatoriana en Londres y solicitó asilo político. Ecuador, entonces presidido por Rafael Correa, le concedió el asilo en agosto y pidió a las autoridades británicas, sin éxito, un salvoconducto para que el fundador de WikiLeaks pudiera viajar a Quito.

Assange se quedó encerrado en la embajada durante casi siete años, un tiempo durante el cual incluso obtuvo la nacionalidad ecuatoriana antes de ser privado de ella.

El 2 de abril de 2019, el presidente ecuatoriano Lenin Moreno, que rompió con su predecesor, afirmó que Assange violó el acuerdo sobre sus condiciones de asilo.

El día 11, Assange fue detenido en una espectacular operación por la policía británica a la que se permitió entrar a la embajada.

Reapertura de la investigación por violación

Inmediatamente después de su detención, la abogada de la mujer que lo acusaba de violación en Suecia pidió a la fiscalía que reabriera la investigación. La fiscalía de Estocolomo había desestimado el caso en 2017 porque no pudo hacer avanzar el procedimiento, pero tras estos nuevos acontecimientos decidió reabrirlo.

El 14 de abril, la abogada de Assange declaró que su cliente está dispuesto a cooperar con las autoridades suecas si solicitan su extradición, pero que la prioridad sigue siendo evitar la entrega a Estados Unidos.

El 1 de mayo, Assange fue sentenciado a 50 semanas de prisión por un tribunal de Londres por haber violado las condiciones de su libertad provisional cuando se refugió en la embajada ecuatoriana.

Te puede interesar: Las y los científicos detrás de las vacunas contra la Covid-19

Nueva inculpación estadounidense

El 23 de mayo de 2019, la justicia estadounidense, que ya le acusaba de “piratería informática”, lo inculpó por otros 17 cargos en virtud de las leyes antiespionaje. Ahora, Assange podría enfrentar hasta 175 años de prisión.

El 24 de febrero de 2020, la justicia británica comenzó a examinar la solicitud de extradición presentada por Estados Unidos. La audiencia quedó interrumpida tras cuatro días de vistas y luego fue aplazada debido a la nueva pandemia de coronavirus. (Con información de agencias)