huicholes tengan agua potable
El proyecto dará agua potable gratuita a los huicholes. (Foto: Sol García, de Isla Urbana)

Los wixárikas, un pueblo conocido internacionalmente por sus artesanías forradas con chaquiras de colores, contarán con agua potable a partir de 2021.

De esto trata el proyecto de Isla Urbana, compañía fundada por Enrique Lomnitz en 2009. Mediante un sistema de captación y purificación de agua de lluvia se proporcionará gratuitamente agua a “la nación huichola”.

Este plan beneficiará a alrededor de 15,000 personas ubicadas en 23 localidades de la región de San Andrés Cohamiata, en la frontera entre Jalisco, Nayarit y Durango, en la Sierra Madre Occidental de México.

“Queremos que se logre la cobertura universal de agua en toda la nación huichola, que se haga de forma totalmente sustentable y autónoma. Vamos a hacerlo a través de captación de agua de lluvia en todas sus escuelas, centros de salud, clínicas y centros ceremoniales”, expresa Lomnitz, en entrevista para Tec Review.

Isla Urbana decidió establecer el proyecto después de comprobar, mediante un estudio de campo, que las fuentes de agua para beber de los huicholes no están realmente limpias.

Te puede interesar: Tec de Monterrey: entre las cinco mejores universidades que enseñan cómo emprender

El esquema de emprendimiento

Aunque Isla Urbana cuenta con modelos de venta directa a clientes interesados en sistemas de recolección de agua de lluvia, la mayoría de sus proyectos (como el enfocado en los wixárikas) son financiados por gobiernos o agencias de desarrollo.

Lomnitz cuenta para la instrumentación con los 10,000 dólares de premio que obtuvo por haber sido nombrado “explorador emergente 2020” por National Geographic, gracias a sus iniciativas de llevar agua potable a comunidades marginadas. Por cierto, él fue el único mexicano de los ocho seleccionados a nivel mundial.

“Enrique Lomnitz es un diseñador industrial enfocado en el acceso al agua y la sustentabilidad. La organización de Lomnitz, Isla Urbana, trabaja principalmente en barrios periurbanos de bajos ingresos y en comunidades rurales e indígenas remotas, donde ha instalado más de 20,000 recolectores de agua de lluvia”, se lee en un comunicado de National Geographic.

Otros proyectos de Isla Urbana

Para 2021, Lomnitz también tiene en mente Escuelas de lluvia, programa hecho junto con la Comisión del Agua del Estado de México (CAEM), para garantizar agua en los sanitarios de primarias y secundarias de la entidad.

Además, ya comienza a trabajar en San Juan Tlacotenco, en la parte alta de la montaña de Tepoztlán, Morelos, cerca de la Ciudad de México.

“Es un pueblo, de alrededor de 2,500 personas, con muchos problemas de abasto de agua, y la tirada es darle abasto de agua seguro y sustentable en 2021”, afirma este emprendedor social.

Lomnitz platica que, para él, es una enorme satisfacción ayudar a las comunidades marginadas del territorio nacional. Su objetivo es que en México nadie sufra por la falta de líquido.

“México padece de profundos problemas de agua que están empeorando año con año, por lo cual queremos contribuir a que el país se vuelva un lugar sustentable. Queremos promover un cambio sistémico en la forma de abastecer el agua”, finaliza.

Recomendamos: Los EXATEC mexicanos que le apuestan a la agricultura vertical para erradicar el hambre