John Thys/AFP

La aparición en el Reino Unido de una nueva cepa del coronavirus, presentada como más contagiosa, ha generado preocupación en el mundo aún cuando no existen evidencias de provoque formas más graves de la enfermedad o que sea resistente a las vacunas que se están desarrollando.

Esto es lo que explican los científicos.

¿Es normal que un virus mute?

Los virus, como cualquier ser vivo, tienen material genético (ADN o ARN) que puede modificarse cuando se replican en las células o se combinan con otros virus. En general esto no suele tener consecuencias, las mutaciones pueden darle al virus una ventaja o desventaja para su supervivencia.

La nueva cepa que se reportó en Reino Unido tiene una mutación en la proteína ‘spike’ (espícula) que utiliza el virus para engancharse a las células humanas.

Julian Hiscox, profesor de infectología en la Universidad de Liverpool, dijo al Science Media Centre que lo importante “es intentar saber si esta variante tiene propiedades con un impacto en la salud de los humanos, en los diagnósticos y en las vacunas”.

¿Esta mutación hace al coronavirus más contagioso?

El Centro Europeo de Prevención y Control de Enfermedades (ECDC) explicó que en las últimas semanas se presentó en el sureste de Inglaterra un rápido aumento de casos de covid-19 y los análisis mostraron que una gran parte pertenecían a la nueva cepa que reportó el primer ministro británico, Boris Johnson.

Las razones de este incremento en la infecciosidad, dice Peter Openshaw, profesor de medicina experimental en el Imperial College de Londres, todavía no están claras: “Todavía tenemos que averiguar si se debe a una mayor replicación viral o a una mejor conexión con las células que cubren nariz y pulmones”.

En tanto Emma Hodcroft, epidemióloga en la Universidad de Berna, pidió prudencia ante la afirmación que esta variante sea 70% más contagiosa, pues cuando las estimaciones se hacen demasiado pronto pueden acabar cambiando.

Además, el director adjunto del Centro de Referencia Nacional de los Virus Respiratorios del Instituto Pasteur de París, Vincent Enouf, explicó a AFP que en esa región de Inglaterra, “la inmunidad de grupo en la población es débil y el virus encontró un terreno para desarrollarse”.

¿La cepa está solamente en Reino Unido?

Para Emma Hodcroft es difícil asegurar que la nueva cepa nació en Inglaterra. El país, explica, es líder mundial de secuenciación y hay muchas posibilidades de que cualquier variante que llegue a Reino Unido se detecte. De acuerdo con la especialista la primera secuencia de esta cepa se remonta a septiembre.

Según la Organización Mundial de la Salud se detectaron formas similares en Australia (un caso), Dinamarca (9), Holanda (1) y Sudáfrica. Italia es el más reciente país en haber detectado un caso.

¿Están en riesgo las vacunas?

Por el momento los científicos consideran poco probable que la nueva cepa sea resistente a las vacunas actuales contra la covid-19.

“La idea de la vacuna es mostrar la proteína Spike en su conjunto al sistema inmunitario, que de este modo aprende a reconocer sus múltiples partes”, explicó Emma Hodcroft. Así, “aunque algunas partes cambien, siguen quedando el resto de partes para reconocer” el virus, afirmó.

“De momento, nada indica que esta nueva cepa comporte una tasa de mortalidad más alta o que afecte a las vacunas y los tratamientos, pero se están realizando trabajos urgentes para confirmar eso”, agregó el médico jefe de Inglaterra, Chris Whitty. La OMS y el ECDC llegaron a la misma conclusión.

¿Sirven las pruebas para identificar a la nueva cepa?

Vincent Enouf recomienda a los responsables de los laboratorios verificar antes sus proveedores si los test pueden ser defectuosos para esta variante.

Según el ECDC, el cambio de la proteína Spike provocó falsos negativos en algunos laboratorios de test del Reino Unido, que basan únicamente en esa proteína sus análisis.

Con información de Andréa Bambino para AFP.

Ignacio López-Goñi: El coronavirus sigue ahí, no hemos vencido a la pandemia