La depresión de los atletas por la suspensión de los Juegos Olímpicos