La crisis de las estructuras verticales: menos líderes para las empresas