Él es el único latinoamericano que entró en el top 10 de Nature