Un automóvil deportivo eléctrico híbrido Karma Revero con tecnología Blackberry en exhibición en el CES 2019 en Las Vegas, Nevada, Estados, el 8 de enero de 2019. (Foto: REUTERS / Steve Marcus)

El Consumer Electronics Show (CES) tendrá su primera edición totalmente digital en más de 50 años y le quitará a la ciudad de Las Vegas los 238 millones de dólares que dejan la visita de 175,000 personas cada año.

A medida de que la pandemia de Covid-19 avanzó, Gary Shapiro, presidente de la Asociación de Tecnología de Consumo (CTA), tomó la decisión de llevar la feria a un formato digital esta vez, pues aún con el conocimiento del impacto económico que recibirá la ciudad, ya que los acostumbrados asistentes al CES no llenarán el Strip de la urbe, ni sus casinos, ni shows, ni centros de convenciones en los primeros días de enero, la seguridad de los asistentes y ciudadanos no podía ponerse en riesgo.

“Quisimos ser parte de la solución más que del problema. En julio creímos que no habría una vacuna disponible mundialmente para enero por lo que no podíamos, con seguridad, convocar a cientos de miles de personas en Las Vegas para reunirse y hacer negocios en persona. La tecnología nos podía ayudar a sortear este tema y mantenernos conectados”, dijo Shapiro, en entrevista para Expansión.

Te puede interesar: El nuevo ‘vocho’ será eléctrico

Un software de Microsoft

Shapiro comentó que uno de los retos más grandes de migrar la feria a online fue el tratar de diseñar y lograr ofrecer una experiencia útil y personalizada, pues al ser un evento tan grande, no es posible emularlo. Sin embargo, ayudados con software, el CES 2021 planea ofrecer algo para cada persona.

“Todo el enfoque de la experiencia es 100 % personalizado. El futuro de los eventos tendrá un componente digital. La pandemia nos hizo innovar y virar los modelos de negocio a las nuevas circunstancias y estamos muy inspirados por ello, pero el hecho de tener este evento digital, no reemplaza al CES en persona y seguiremos contribuyendo con el desarrollo del negocio y crecimiento económico y regresaremos en 2022 y hacia adelante”, dijo.

Shapiro adelantó que las conferencias virtuales del CES 2021 correrán sobre software de Microsoft, que fungirá como su aliado tecnológico, que les permitirá conectar a la comunidad global y que cada persona pueda crear su perfil de asistente dependiendo sus gustos y necesidades.

En cuanto al impacto económico que verá la ciudad tras este CES virtual, Shapiro hizo hincapié en que volverán de forma presencial en 2022, pero mientras tanto, como asociación, seguirán proveyendo a la ciudades de donativos e inversiones en seguridad, educación y sostenibilidad.

Algunas de las tendencias que se espera ver en este CES 2021 serán alrededor de televisores 8K, audio de alta resolución, pantallas enrollables, además de innovaciones en el sector automotriz y el entretenimiento vía internet y un pabellón dedicado a la salud y su integración con diferentes tipos de tecnologías, incluidas la robótica. (Gabriela Chávez / Expansión)