nueva ley del home office
Si tienes una empresa deberás asegurarte que se respeten los horarios laborales. (Foto: iStock)

¿Tus empleados hacen home office? Ahora hay una nueva ley y tendrás que pagar sus cuentas de luz, internet y procurarles sillas ergonómicas.

La Cámara de Diputados y el Senado de la República aprobaron cambios a la Ley Federal del Trabajo, en materia de teletrabajo o home office, mediante los cuales se establecen reglas que ordenan al patrón asumir los costos de la luz e internet, así como del equipo que requiera el empleado.

Recomendamos: La felicidad de tus empleados ¿es rentable para tu empresa?

El derecho a estar desconectado

La iniciativa establece además el derecho de desconexión, es decir, el que los trabajadores tienen a desconectarse y abstenerse de participar en comunicaciones electrónicas relacionadas con su empleo, como correos y mensajes electrónicos, llamadas telefónicas u otras modalidades de comunicación, durante horas no laborales.

El dictamen especifica que el teletrabajo es aquel que se ejecuta a distancia, habitualmente para un patrón, en el domicilio del trabajador o un local libremente elegido por él, sin vigilancia ni dirección inmediata y que no será considerado teletrabajo aquel que se realice de forma ocasional o esporádica.

Algunas obligaciones especiales que establece para los patrones son: proporcionar, instalar y encargarse del mantenimiento de los equipos necesarios para el teletrabajo. Este comprende equipo de cómputo, sillas ergonómicas, impresoras, entre otros.

La misma iniciativa regula recibir oportunamente el trabajo y pagar los salarios en la forma y fechas estipuladas.

También pide asumir los costos derivados del trabajo a través de la modalidad, incluyendo, en su caso, el pago de servicios de telecomunicación y la parte proporcional de electricidad.

En el artículo 330-H se precisa que el empleador deberá promover el equilibrio de las relaciones laborales de conformidad con la ley, así como observar la conciliación de la vida personal y la jornada laboral en una perspectiva de género.

Los patrones también se verán obligados a proporcionar a sus empleados mecanismo de capacitación y asesoría para el uso adecuado de las tecnologías de la información y la comunicación, así como a garantizar el derecho a la intimidad, respetando los datos personales y acotando las circunstancias bajo las cuales se podrán utilizar cámaras de vídeo y micrófonos durante las jornadas laborales y deberán inscribir en el régimen obligatorio de la seguridad social a quienes realicen teletrabajo.

Adicionalmente, se expone que las condiciones especiales de seguridad y salud para los trabajos desarrollados al amparo del Capítulo de Teletrabajo, serán establecidas por la Secretaría del Trabajo y Previsión Social en una Norma Oficial Mexicana, que deberá considerar a los factores psicosociales y otros riesgos que pudieran causar efectos adversos para la vida, integridad física o salud de las personas trabajadoras que se desempeñen en la modalidad de teletrabajo. (Expansión Política)