reducen multitudes en Black Friday
Los compradores esperan en la fila ocho horas antes de la apertura, con la esperanza de los ahorros del Viernes Negro, en una tienda de juegos de computadora en La Grange, Kentucky. Los gamers fueron los más entusiastas en este Black Friday. (Foto: Bryan Woolston/ Reuters)

El miedo a los contagios por la Covid-19 y la normalización de las compras en línea, evitaron las multitudes del famoso Black Friday, en Estados Unidos.

Una pequeña cantidad de compradores con mascarillas acudió a las tiendas de las minoristas, incluidas Macy’s Inc, Walmart Inc y Best Buy.

A su vez, los minoristas renovaron sus planes para la ajetreada jornada de ventas posterior al Día de Acción de Gracias. Walmart Inc abrió las tiendas a las cinco de la mañana del viernes y creó un recorrido por cada pasillo para los compradores, antes de pagar en cajas rodeadas de barreras de plástico.

Te contamos en imágenes: El trineo de Santa estará sanitizado esta Navidad

Sin empujones

Best Buy también abrió a las cinco de la mañana. Además, contrató a trabajadores con chalecos naranjas para que organizaran la circulación. Otros ofrecían controles de temperatura y mercancía lista para retirar, incluidos juguetes, bicicletas y artículos de cocina, para evitar que la gente permaneciera mucho tiempo en los pasillos.

Bill Park, socio de Deloitte & Touche LP, estimó que el tráfico en el centro comercial King of Prussia, en las afueras de Filadelfia, disminuyó entre un 20 % y 30 %, respecto al año pasado.

“Me sorprende el tráfico. Está un poco más abajo, pero más pesado de lo que pensaba”, dijo, aunque señaló que los compradores no estaban cargados de paquetes.

Te puede interesar: Las celebraciones de Thanksgiving…desde el espacio

Gamers entusiastas

Las tiendas que venden las populares consolas de videojuegos tenían algunas de las filas más largas, debido a que los más entusiastas intentaban conseguir la PlayStation 5 de Sony Corp.

Los cuñados Gabriel Rojas y Juan Cabrera, ambos de 24 años, hacían fila desde las dos de la mañana del viernes en una tienda GameStop en el Bronx, Nueva York, con la esperanza de comprar una PS5.

No tuvieron éxito, ya que había unas 20 personas por delante y al minorista solo le quedaban dos en inventario, dijeron. “Estamos desanimados”, comentó Rojas. “Pero está bien”.

En la icónica tienda Macy’s de Nueva York, Asunción Peralta, de 77 años, dijo que no tenía miedo de comprar, porque tenía anticuerpos contra la Covid-19.

“Llevo mucho tiempo esperando este día para comprar toallas y sábanas, todo lo demás que necesito”, dijo Peralta. “Estos precios no son de un Black Friday. Vine hace dos días y las ofertas eran mejores”.

La Federación Nacional de Minoristas pronostica que las ventas al por menor durante el periodo navideño aumentarán en Estados Unidos entre el 3.6 % y el 5.2 % con respecto a 2019, sumando un total de entre 755,300 y 766,700 millones de dólares. En los últimos cinco años, el aumento anual promedio fue del 2.5 %.

El 19 de noviembre, los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) consideraron “ir de compras justo antes, durante o después del Día de Acción de Gracias” como una actividad de alto riesgo.

Lee también: ¡Adiós, Superama! Walmart le apuesta al comercio electrónico

El internet, el gran ganador

Minoristas como Target Corp, Kohl’s Corp y Walmart lanzaron promociones en internet en octubre para captar cualquier gasto relacionado con las fiestas lo antes posible.

Más de la mitad de los compradores estadounidenses esperan comprar en línea, a pesar de que el 75 % de los consumidores aprovechan las ventas de temporada, que comenzaron a principios de este año, según una encuesta de Adobe Analytics.

Sin embargo, un 55 % de los consumidores dijo que las ventas durante el fin de semana del Black Friday se sienten menos especiales por las promociones previas al evento, según Adobe (Reuters)