desempeño de los alumnos
(Foto: Cortesía Omar Olmos / Arte: Tec Review)

Si preguntaran ¿cuál ha sido el profesor o profesora que ha marcado tu vida académica? Sin duda, podrás recordar su nombre y las cualidades que dejaron huella en tu vida.

Omar Olmos López aspira a dejar esa huella. Hasta ahora, diversas instituciones le han reconocido por su compromiso y dedicación a la docencia. Es profesor por vocación desde hace 23 años para el Tecnológico de Monterrey. Se caracteriza por su aporte en la innovación educativa y su pasión por la enseñanza.

Para él, la actividad docente no solo es transmitir conocimientos es –ante todo– un compromiso con las necesidades de cada alumno. “Conocer a la persona, sus inquietudes, sus fortalezas y áreas de oportunidad”, dice el ganador del  premio Innovator Adward de Wolfram por sus aplicaciones con software Mathematica.

Así, está un paso adelante para identificar los problemas de sus estudiantes. Una vez identificados detalla las soluciones o los mejores caminos para cada uno. Su preocupación por los estudiantes lo han llevado a desarrollar metodologías a basadas en “algoritmos de inteligencia artificial para la detección de patrones de desempeño académico”.

Te puede interesar: Ella es la primera mujer al frente del Instituto de Ciencias Nucleares de la UNAM

Líneas de investigación

El director del departamento de Ciencias Básicas en Monterrey inició desarrollándose en temas de innovación, estrategias de aprendizaje activo, competencias con enfoque en problemas, retos y servicios. Como especialista en estos temas ha descubierto su efectividad en el desarrollo enfocado en las habilidades de los estudiantes.

Es, precisamente, desde este ángulo donde identifica su preocupación por la necesidad de una metodología donde el propio alumno pueda “comenzar a desarrollar actividades, acciones o recomendaciones que le permitan potencializar sus habilidades”, explica el profesor de la Escuela de Ingeniería y Ciencias.

Te puede interesar: Tec lanza iniciativa que impulsa equidad de género en ciencias

Principales retos en la enseñanza

A lo largo de su recorrido como profesor de la Escuela de Ingeniería y Ciencias ha observado dos principales retos en la enseñanza. El primero tiene que ver con los cambios generacionales, “anteriormente se podían ver estos cambios cada 15 años. Hoy, las generaciones son mucho más rápidas, de dos hasta cuatro años”, cuenta.

Según explica, esto es un reto, y –piensa– que la clave está en la actualización constante.

El segundo reto que han identificado es encontrar incentivos o estímulos para que los profesores desarrollen estrategias y posteriormente aplicarlos al aprendizaje de sus educandos. Agradece tener la fortuna de ser apoyado con la iniciativa de Innovación Educativa NOVUS, la cual le ha permitido desarrollar investigación sobre nuevas herramientas para la actividad docente.

Las capacitaciones constantes, –comenta– están abriendo el cambio a nuevas formas de trabajo, estar actualizado e informado, permiten al educador crecer conjuntamente con sus alumnos. “La motivación más grande es estar al tanto de los chicos, el poder detonar alguna acción y, sobretodo, que se sientan acompañados en el proceso”.

Lee también: Investigadora del Tec de Monterrey gana beca de L’oreal-Unesco

Ingredientes para ser un profesor exitoso

Es un papel importante en la docencia ser congruente con los estudiantes, afirma Omar Olmos. Asimismo, distingue que la figura del profesor debe estar apegada a ser un ejemplo de la institución a la que se pertenece. “Cuando lo vives, los alumnos lo perciben y te ven como un ejemplo a seguir”.

Al final, señala, el papel de los alumnos es igual de importante que el de los maestros, de ellos depende lograr sus metas, las cuales tienen dos ingredientes: el primero visualizar que se va a lograr y, por otro lado, la dedicación, constancia y tiempo para formar futuros ciudadanos.