Los animales que migran viven rápido y mueren jóvenes