vacuna Cansino
Una enfermera administra la vacuna de CanSino Biologics a voluntaries en Oaxaca. (Foto: Jorge Luis Plata / REUTERS)

Marcelo Ebrard, canciller mexicano, informó el miércoles 11 de noviembre en la noche que las 7,000 unidades de la vacuna CansinoBiologics ya están en México y comenzarán a aplicarse de inmediato.

De acuerdo con la información oficial dada a conocer, 140 millones de dólares se invertirán en la Fase 3 para probar este biológico en México. En esta etapa, participarán 15,000 voluntarios mexicanos. “Reconocemos la exactitud y seriedad”, escribió en sus redes sociales el titular de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE), encargado de la estrategia para proveer a México con las vacunas desarrolladas en el extranjero.

Recomendamos: OMS: 2021 será un año sin vacuna en México

Resultados alentadores

México forma parte de un grupo de naciones donde la empresa realizará test a unos 40,000 voluntarios.

La República ha reportado más de 933,000 personas contagiadas de coronavirus y 92,100 fallecidos relacionados con la enfermedad, que ha golpeado con fuerza a la economía local.

El Gobierno ha firmado convenios de precompra de vacunas con la farmacéutica británica AstraZeneca, la estadounidense Pfizer y la china CanSino Biologics que, junto con las dosis que proveerá el mecanismo global COVAX, podrán inmunizar a la gran mayoría de los 126 millones de mexicanos.

El biológico Cansino probó su efectividad durante las Fases 1 y 2. En general, estos resultados son alentadores, puesto que las vacunas provocan una respuesta inmunitaria adecuada.

Pero para estar seguros, se debe concluir la Fase tres y contar con resultados exhaustivos sobre su “tolerancia y eficacia”, afirma el inmunólogo Alain Fischer.

Las pruebas en militares

El 29 de junio pasado, la empresa CanSino Biologics informó en una declaración enviada a la a bolsa de Hong Kong, que la Comisión Militar Central de China que había dado el visto bueno para que el ejército inyectara a los militares del país.

Los primeros datos de esta vacuna fueron publicados a finales de mayo en un estudio revisado por pares en la revista The Lancet.

Los autores indicaron que habían logrado resultados prometedores en Fase I de su vacuna con 108 adultos sanos, tras 28 días de ensayos.

Por su parte, Reuters señaló que CanSino “se negó a revelar si la inoculación del candidato a la vacuna [entre los militares] es obligatoria u opcional, citando secretos comerciales”, en un correo electrónico a esta agencia de noticias.

Te puede interesar: Agenda Covid-19: Secretaría de Salud dice que aislamiento no puede ser permanente

Secretismo, dudas y riesgo

En este sentido, tal y como comentó a la Agencia SINC Mercedes Jiménez Sarmiento, bioquímica de Centro de Investigaciones Biológicas Margarita Salas (CIB–CSIC), “el hecho de que el candidato a vacuna se esté desarrollando en colaboración con la Academia de Ciencias Militares, podría explicar también ese secretismo”.

Jiménez Sarmiento señaló que en el estudio de The Lancet mencionado se mostraron “datos cuantitativos de efectividad y seguridad de este candidato a vacuna en un número de individuos acorde con la fase I y se anunció el pase a la Fase II”.

La investigadora dijo que “plantear una vacunación a gran escala antes de estudiar los efectos en un número de voluntarios suficientes [miles], que es lo que se requiere en la Fase III, parece arriesgado”.

Además, señala que es preocupante que no se revele si la vacunación va a ser o no voluntaria, ya que es requisito necesario que sea voluntaria e informada”, concluyó. (Con información de agencias)