La prueba de por qué no debemos utilizar mascarillas con válvula