“Vivimos tiempos en que los asuntos de urbanismo se han vuelto muy intensos y acelerados”, dijo Dennis Pieprz, presidente de diseño de Sasaki, firma internacional de arquitectura, durante una conferencia en la cumbre virtual Wellbeing 360.

Este arquitecto estadounidense comentó que, sobre todo en el actual contexto de pandemia, las ciudades deben ser diseñadas ya no tanto en función de la sofisticación y el lujo, como antes se solía acostumbrar, sino mejor tomando en cuenta otros principios, como el espacio, protección, comunidad e involucramiento.

“Hace algunos años un artista creó una serie de fotografías photoshopeadas de la ciudad de Nueva York sin gente. Esas imágenes las considerábamos imposibles, pero en marzo la pandemia se volvió una crisis alrededor del mundo y esta visión que él había descrito se convirtió en realidad. Para todo el mundo las ciudades se tornaron quietas, la gente se retrajo y esto tuvo implicaciones tremendas para el urbanismo”, expresó este experto.

Al mismo tiempo estaban ocurriendo incendios forestales en California y, poco antes, en Australia. Estos acontecimientos ahora están impactando de forma directa las ciudades aun cuando no se ubican en el lugar del desastre natural, de acuerdo con Pieprz.

“A la par, detonadas por el asesinato de George Floyd, ocurrieron tremendas manifestaciones en todo el país (Estados Unidos) y esto puso al frente temas de igualdad, racismo y justicia, un conjunto de asuntos que ya tenía muchos años de permancer subyacente”, platicó.

Esto ha causado, según Pieprz, un nuevo pensamiento en la relación con las ciudades y la importancia no solamente de la vida cotidiana, sino también de la influencia positiva de los parques, los balcones y la agricultura urbana.

“Esta fuerza de transformación tiene un alto impacto sobre las ciudades. Podemos pensar en muchas al mismo tiempo: la ciudad saludable, la ciudad conectada, la ciudad digital, la ciudad justa, la ciudad de los espacios, la ciudad igualitaria, la ciudad equitativa, la ciudad resiliente y la ciudad sustentable. Todos estos elementos deben estar presentes y ser abordados de forma simultánea”, comentó el presidente de diseño de Sasaki.

Recomendamos: 5 problemáticas en las ciudades y cómo resolverlas

Afganistán y Chile, ejemplos del nuevo urbanismo

Durante sus más de 30 años de experiencia profesional, Dennis Pieprz se ha caracterizado por desempeñar un papel liderazgo en la práctica de planificación de ciudades.

“Dennis ha abordado su trabajo de diseño urbano de manera colaborativa, integrando el paisaje, la planificación y la arquitectura con una comprensión crítica de las fuerzas que dan forma a las ciudades contemporáneas”, se lee en la página de Sasaki.

Esto se ve reflejado en Afganistán, donde Pieprz actualmente cristaliza un diseño urbano privilegiando la integración de toda la sociedad, sin importar distinciones entre hombres y mujeres.

“Estamos trabajando en Kabul y otras cinco ciudades de Afganistán. Esto detonó el acceso equitativo urbano. Aquí destaca el tema de la mujer en la ciudad, su acceso para instituciones ordinarias, el alfabetismo, la educación y cómo ella participa en la sociedad a través del aprendizaje”.

“Nuestro plan desarrolla un sistema de transporte público abierto para todos, incluidos niños y mujeres. Introducimos infraestructura y conexiones a espacios públicos que permiten que las ciudades se vuelvan accesibles, y también utilizamos oportunidades de desarrollo para crear parques abiertos a toda la sociedad”, comentó Pieprz.

De manera análoga, este urbanista ha plasmado sus ideas en el barrio de Las Salinas, en Viña del Mar, Chile, donde los centros comunitarios fueron la prioridad.

“El parque se volvió el centro de la comunidad, y se hicieron espacios públicos conectados para que todas las personas pudieran beneficiarse de ellos, además de áreas para ciclistas de modo que el automóvil no dominara el espacio público”, finalizó.