INCmty
“Tenemos un a.C., antes de coronavirus, y se habla de un d.C., después de coronavirus. Pero ahora estamos en un c.C., con el Coronavirus”, dijo Garza.(Foto: Jesús Almazán)

En los próximos años los libros de historia deberán agregar otra clave interpretativa a las abreviaturas a.C. y d.C. El eje ya no será solamente el nacimiento de Cristo, sino la irrupción del nuevo coronavirus.

Esta relevancia de la pandemia en la forma en que próximamente se comprenderá el mundo fue analizada por David Garza, presidente ejecutivo del Tecnológico de Monterrey, durante la presentación a medios de la octava edición del festival INC Monterrey.

“Tenemos un a.C., antes de coronavirus, y se habla de un d.C., después de coronavirus. Pero ahora estamos en un c.C., con el coronavirus”, dijo Garza.

Recomendamos: El evento de emprendimiento INCmty se vuelve virtual

Industria 4.0

La disrupción de la pandemia, según este funcionario académico, llegó en un momento en que la sociedad experimentaba otra disrupción, la de la industria 4.0, puesto que ya se hablaba de cómo la automatización, la robótica y la inteligencia artificial iban a transformar muchos empleos.

“Tenemos la disrupción de la industria 4.0 que continúa y se encuentra ahora con la disrupción que nos trae la Covid-19, y ya en algunos ámbitos se habla del Great Reset, después de la pandemia”, expresó el presidente ejecutivo del Tec de Monterrey.

También comentó que la emergencia sanitaria está generando grandes retos no solo de salud, sino también en aspectos económicos de desempleo y pobreza, lo cual demanda a la sociedad mexicana una respuesta positiva.

“En estos momentos que estamos viviendo, los emprendedores son el mejor ejemplo de resiliencia y creatividad que nos inspira a todos a sacar lo mejor de nosotros mismos y a no perder de vista nuestras metas aun en situaciones difíciles”, platicó Garza.

Te puede interesar: David Garza Salazar y el arte de asumir el liderazgo en una contingencia

La clave de las tres I

Las universidades que más influencia tienen, de acuerdo con Garza, son aquellas que se dedican no solamente a la formación, sino también a la investigación y a una vinculación con la sociedad que ayude al desarrollo económico.

“Si nos enfocamos como institución educativa en las tres íes, la investigación, la innovación y la internacionalización, vamos a lograr tener más impacto. En la parte de innovación es donde entra mucho el tema de emprendimiento”, afirmó el presidente ejecutivo del Tec.

En este sentido, Garza especificó que el Tec de Monterrey cuenta con más de 200 iniciativas para mitigar el impacto de la pandemia, lo cual hace recordar el caso de grandes empresas estadounidenses nacidas en coyunturas difíciles.

“En tiempos de retos y crisis es cuando también han surgido grandes emprendimientos. Lo vimos en el caso de Google, que nació en el 98 y vivió la burbuja del .com; también Airbnb y Uber nacieron alrededor de 2008 y 2009, con la crisis financiera”, comentó.

De acuerdo con Garza, los estudiantes del Tec de Monterrey hacen gala de este particular estilo emprendedor que crece en medio de la adversidad.

“Más del 40 % de nuestros egresados ha fundado alguna empresa y el 60 % de nuestros estudiantes participa en diferentes actividades de emprendimiento”, finalizó.