En México, la contaminación ambiental agravó la mortalidad por Covid-19