liderazgo en medio de la pandemia
Ignacio de la Vega, decano de la Escuela de Negocios del Tecnológico de Monterrey (EGADE), dijo que la pandemia ha derivado en mayor empatía. (Foto: EGADE / Arte: Tec Review)

Se observa que los jóvenes ya no piensan tanto en cuánto dinero van a ganar en un trabajo, sino sobre todo en cómo a través de éste pueden contribuir a construir un mundo mejor. Éste es el liderazgo en medio de la pandemia.

De acuerdo con Ignacio de la Vega, decano de la Escuela de Negocios del Tecnológico de Monterrey (EGADE), este proceso hacia la mayor estimación de la compasión y la empatía también ya es una tendencia reconocible en las compañías que atraen nuevo talento.

“Las empresas están buscando otro conjunto de habilidades al reclutar o contratar. Las habilidades blandas son las que predominan ahora, pero no quiere decir que el conocimiento técnico no sea importante para el desarrollo profesional”, explicó de la Vega, durante una de las conferencias virtuales impartidas en Wellbeing 360.

Este experto especificó que hasta 2025 también habrá habilidades estratégicas que, en el ambiente laboral, serán sumamente consideradas como solución de problemas complejos, análisis de situaciones de riesgo y pensamiento crítico.

En este sentido, las organizaciones no solo deben ver la rentabilidad como el único objetivo, sino como un atributo más del esquema empresarial, de acuerdo con de la Vega.

“Se solía decir que el asunto de los negocios era simplemente hacer negocios, pero ahora se trata de ayudar a la humanidad; esto trae el retorno de la inversión. Definitivamente esto requiere un nuevo perfil de liderazgo”, afirmó.

En consecuencia, hoy las empresas hablan de cómo acoplarse a las demandas de los clientes para crear un mejor mundo, en una dirección que va más allá de la generación de utilidades.

“Espero que entre ustedes existan estos nuevos líderes del futuro, más conscientes, más compasivos, más empáticos, emprendedores, innovadores, inclusivos y resilientes”, aconsejó de la Vega a los jóvenes que veían su conferencia.

Recomendamos: ¿Quién está detrás de los mapas de Waze?

Los nuevos criterios de interacción

Los efectos de la pandemia han sido grandes y han creado un mundo totalmente nuevo, lo cual también fue analizado por de la Vega.

“Ahora estamos hablando de la era postdigital, algo que ya está sobre nosotros, y Covid-19 ha acelerado esta tendencia de digitalización e interacción de clientes. En esta línea podemos ver que el efecto de aceleración ha sido, en promedio, de dos años, y en ciertas geografías vemos que el impacto ha sido mayor. Asia, por ejemplo, ha visto la aceleración de hasta cuatro años; y Norteamérica, de tres años”, explicó de la Vega.

Este académico también expresó que la Covid-19 se ha convertido en un experimento masivo no sólo en el sentido de migrar a un ambiente totalmente digital, sino también en el aspecto de aprender a ser más adaptables.

Respecto a los modelos de convivencia derivados de la nueva normalidad, de la Vega dijo que el mundo está cambiando tanto a pasos exponenciales que la educación tiene que ser más resiliente y flexible, además de que debe adelantarse a los cambios en las industrias, sociedades y mercados.

“Capacitarse de manera regular y continua es importante, a esto le llamamos la experiencia de aprendizaje a lo largo de la vida. En el futuro los alumnos irán al aula no una vez, ni dos veces, ni 10 veces en su carrera profesional, sino muchísimas veces a lo largo de su vida para actualizarse”, comentó este experto.

La experiencia de una multicrisis, con muchas complejidades que afectan a toda sociedad es hoy una realidad; sin embargo, de la Vega dijo que en medio de toda esta novedad existe un reto que la humanidad ya había vivido desde el origen.

“Sucede que hemos estado viendo algo que ya sabíamos: toda crisis conlleva una oportunidad”, concluyó de la Vega.