Jóvenes pueden decidir la elección en Estados Unidos y los atraen con videojuegos