como se formo la Luna
(Foto: iStock)

La forma en cómo se formó la Luna es una cuestión que ha sido debatida por muchos años. Sin embargo, el análisis de muestras traídas de la misión Apolo de la NASA arroja que el satélite se formó tras un impacto entre la Tierra cuando era un protoplaneta y un cuerpo astronómico llamado Theia

Según un estudio publicado en Nature Geoscience, Theia era un cuerpo del tamaño de Marte y con la mitad del diámetro de la Tierra. Cuando se estrellaron hace más de 4,500 millones de años, la colisión produjo suficiente calor como para crear océanos de magma y expulsó una gran cantidad de escombros a la órbita alrededor de la Tierra, que posteriormente se fusionaron y derivaron en la Luna.

Recomendamos: ¿Venus puede albergar vida? El gas fosfano deja abierta la posibilidad

Cómo se formó la Luna

Sara Russell, profesora e investigadora del Museo de Historia Natural en Reino Unido, publicó un artículo explicando que gracias a las muestras traídas de la Luna, se encontró que la Tierra y el satélite natural tienen similitudes químicas e isotópicas notables, lo que sugiere que sí tienen una historia vinculada.

Antes de estas investigaciones, se creía que la Luna se había creado en otro lugar y después fue capturada por la gravedad de la Tierra, pero su composición sería completamente diferente, de acuerdo con Russell.

“Por otra parte, si la Luna se creó al mismo tiempo o se hubiera separado de la Tierra, tendría una proporción de minerales similares a los de la Tierra, pero son un poco diferentes. Los minerales de la Luna contienen menos agua que las rocas terrestres”, indicó la investigadora.

Las diferencias entre ambas son que la Luna tiene menos hierro y menos elementos ligeros como el hidrógeno, necesarios para producir agua. El hierro, al ser un elemento pesado, se habría retenido en la Tierra y el calor producido durante el impacto y la expulsión al espacio calentó los elementos más ligeros, mientras que el resto del material del choque entre la Tierra y Theia se habrían mezclado.

“Si miras la superficie lunar, se ve gris pálido con manchas oscuras. El gris pálido es una roca llamada anortosita. Se forma cuando la roca fundida se enfría y los materiales más livianos flotan hacia la parte superior, y las áreas oscuras son otro tipo de roca llamada basalto”, indicó la investigadora.

Lee también: La empresa que busca construir la primera casa en la Luna

La Tierra perdió parte de la atmósfera

Otra investigación realizada por la Universidad de Durham recreó diferentes escenarios propuestos sobre la creación de la Luna y concluyó que la Tierra perdió entre el 10 % y el 60 % de la atmósfera durante la colisión.

Los investigadores realizaron más de 300 simulaciones con una supercomputadora para estudiar las consecuencias que tienen los choques entre planetas rocosos con atmósferas delgadas. De acuerdo con un artículo publicado en el portal ABC, tuvieron en cuenta factores como la masa, el tamaño, la velocidad y el ángulo del impacto. 

Las simulaciones demostraron que la pérdida atmosférica dependería del tipo de impacto y que los resultados de la investigación arrojaron que el porcentaje de pérdida dependía de la violencia del impacto.