Obesidad, un posible problema para la vacuna contra la Covid-19