Israel Ampudia, emprendedor que vende figuras coleccionables de dinosaurios. (Foto: Cortesía eBay)

En medio de la oscuridad de una sala de cine, un Tiranosaurio Rex aparece en la pantalla. Lanza un rugido que estremece a los asistentes. Dos niños, Israel Ampudia y su prima, son sorprendidos por ese bramido jurásico. Tal fue la impresión que saltaron hacia atrás de sus butacas.

Lejos de un trauma, Ampudia quedó fascinado con los reptiles prehistóricos. Primero, como un pasatiempo y ahora como un negocio. Justo en medio de la pandemia de Covid-19, los dinosaurios han salvado los ingresos de su familia.

Recomendamos: ¿Qué es el mobbing? ¿Cómo evitarlo en tu emprendimiento?

Golpeados por la pandemia

“Administro y opero tres restaurantes. Desafortunadamente, la pandemia nos golpeó hasta el piso”, cuenta Ampudia en una videollamada. Tanto él como su esposa, perdieron sus ingresos al declararse el semáforo rojo de la emergencia.

Pero su pasión por los dinosaurios –colecciona todos los juguetes de la franquicia de Jurassic Park y Jurassic World– entró al rescate. Con las ventas de estos productos a través de eBay, Mercado Libre y su página oficial, Ampudia tuvo dinero para mantener a su familia.

“Este hobby ahora es un negocio. En esta crisis me dio oportunidad, con mis ventas, de prestarle dinero a la gente. Le he prestado a mis colaboradores, compañeros y familiares”, cuenta el coleccionista.

Lo que Ampudia inició como un pasatiempo, para su esposa no pasó inadvertido. Lo increpó respecto a las compras continuas de figuras de dinosaurios. Para que no fuera solo un gasto de los ingresos familiares, Ampudia y su esposa acordaron que sería un pasatiempo autosustentable.

“Le dije ‘despreocúpate, vamos a hacer un trato: voy a comprar tres o cuatro del mismo modelo y voy a vender tres para que se pague lo del cuarto’. Así mi colección se hizo autosustentable. Nueve años después creo que soy la tienda más grande de México y posiblemente Latinoamérica”, recuerda de cuando empezó su colección como adulto.

Gracias a sus resultados, eBay eligió a Jurassic Fan Quest, de Ampudia, como Negocio Omnicanal del Año. En los últimos dos años, su tienda ha tenido un crecimiento en ventas de 1,500 %. Ya que eBay permite ventas fuera de México, logró desplazar piezas que tenía en inventario.

“Hace como un año y medio deje de decirle hobby. Me volví distribuidor oficial de muchas marcas de Estados Unidos”, señala el emprendedor.

Una de sus mayores ventas de una sola pieza fue un prototipo de 20 por 20 centímetros que alcanzó los 11,000 dólares.

Lee más: Wilbert Luna, el EXATEC que aboga por los datos personales y el combate a la corrupción

Un futuro con reptiles

Ya pasada la adaptación a ver llegar más y más figuras de dinosaurios, la familia Ampudia crece con el gusto por estos reptiles. “Mi hija cumplió dos años en mayo, me dice ahorita que quiere ver ‘dinos’. No sabes cómo me llena el alma”, cuenta.

Ahora, los planes de Ampudia son mantener el negocio de venta de juguetes coleccionables y hacer una base de datos más eficiente para su venta en otros países.

“He llegado Australia, Indonesia, China, Inglaterra, Alemania, España, Chile. Estados Unidos obviamente es el mercado más grande, donde hago el 50 % de mis ventas. Hay productos muy caros que en cuanto me llegan ya tengo clientes potenciales de otro nivel”, dice.

Mientras la apertura de restaurantes y sitios públicos en la nueva normalidad ocurre, los ingresos de Ampudia y su familia siguen en la venta de dinosaurios.

“Los restaurantes se empezaron a abrir hace tres meses. (Con las restricciones de asistencia) la venta va nefasta, vendo 20 % de lo que vendía antes de la pandemia. eBay sigue siendo un pilar para mi sostén en todo lo que hago”, asegura.