que es la hepatitis c
Células del hígado, dañando por la Hepatitis C (Foto: iStock)

Una de las enfermedades que ataca al hígado es la Hepatitis C. Se trata de la inflamación de este órgano que es fundamental en la síntesis y aprovechamiento de los nutrientes. Aunque hay diferentes tipos de hepatitis, los tipos B y C son los más peligrosos.

En el caso de la hepatitis C, causada por el virus del mismo nombre (VHC), su transmisión se realiza por contacto directo con la sangre de un paciente infectado. El Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) señala que los casos más frecuentes de infección de VHC se dieron antes de 1996 por transfusiones sanguíneas y sus derivados.

Además, otras formas de contraer el VHC son:

Uso de jeringas de una persona infectada

Si se realiza una perforación o tatuaje con material usado o no esterilizado

Se puede contagiar de una madre que tenga al virus a su hijo

Tener relaciones sexuales, sin preservativos de barrera, con una persona infectada

Lesiones por agujas infectadas en ambientes hospitalarios

En 2016, 399,000 personas alrededor del mundo murieron por complicaciones relacionadas con la hepatitis C. De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), en el 95 % de los casos los antivirales pueden curar la infección. Sin embargo, el acceso al tratamiento es limitado.

Te puede interesar: ¿Cómo funciona nuestro sistema inmunológico?

Síntomas

Para la mitad de los pacientes que padecen hepatitis C, la enfermedad puede presentarse por un periodo corto y desparecer espontáneamente. Sin embargo, el otro 50% puede presentar un cuadro crónico de la infección, según el Centro para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés).

Las personas con hepatitis C pueden pasar mucho tiempo sin saber que tienen el virus. Cuando el daño al hígado es mayor, algunos de los síntomas son:

Fatiga

Aparición de moretones

Hemorragias frecuentes

Coloración amarillenta en ojos y piel conocida como ictericia

Orina de color oscuro

Pérdida de peso y falta de apetito

Náuseas y vómito

Dolor en las articulaciones

Los pacientes desarrollan enfermedad hepática crónica en estados avanzados de esta enfermedad. Puede ser leve a grave e incluye otros padecimientos como cirrosis y cáncer de hígado.

Lee también: La vida en el espacio dañó el hígado de estos ratones ‘astronautas’

Prevención y tratamiento

Aunque no existe una vacuna contra la hepatitis C, el paciente puede tomar fármacos antivirales que le recete su médico. La mejor recomendación que se puede hacer a un paciente con VHC es no ingerir bebidas alcohólicas.

Algunas recomendaciones para evitar el contagio son:

  • No compartir jeringas ni artículos personales como cepillos de dientes y rastrillos
  • Vacunarse contra los tipos de hepatitis A y B
  • Realizarse tatuajes o perforaciones aumenta el riesgo por falta de higiene en las herramientas usadas
  • Usar condón si tiene relaciones sexuales con más de una pareja