(Foto: iStock)

Tacos, tamales, sopas, salsas, guisados. Toda la comida tiene sal, y en realidad la consumimos en exceso. De acuerdo a la Organización Panamericana de la Salud (OPS), en Latinoamérica, las personas consumen hasta el triple de la cantidad saludable.

¿Por qué la sal está relacionada con la hipertensión?

La sal es cloruro sódico, este se queda almacenado en el cuerpo y retiene el agua. En consecuencia, hay más líquido en el sistema circulatorio y sube la presión. Las fuentes principales de sal / sodio se encuentran en todos lados, en los alimentos envasados, las comidas en restaurantes y los alimentos procesados, hasta productos que generalmente se usan en la preparación de comida casera.

El ser humano le ha dado a la sal un papel fundamental en el gusto. Lo recomendable es ingerir menos de 5 gramos de sal o 2,000 miligramos de sodio al día. La OMS y la OPS concuerdan que si se reduce la ingesta de sal a un nivel saludable, aproximadamente el 30 % de las personas con hipertensión tendrían una presión arterial normal y el resto tendría un mejor control de su presión arterial.

Además, una dieta baja en sal evitaría uno de cada cuatro ataques al corazón o accidentes cerebrovasculares.

La hipertensión arterial afecta a más del 30 % de la población adulta mundial y es el principal factor de riesgo para padecer enfermedades cardiovasculares. En las Américas, del 20 % al 33 % de los adultos padece hipertensión y América Latina y el Caribe, registran las tasas más altas del mundo.

En el marco del Día Mundial de la Hipertensión, diferido en esta ocasión al 17 de Octubre debido a la pandemia de Covid-19. Te recomendamos cuidarte de la sal:

Ingiere menos de 5 gramos de sal o 2,000 miligramos de sodio al día

Si vas a un restaurante, pide que te cocinen con la cantidad de sal adecuada.

Evita comprar productos envasados o procesados con alto nivel de sodio (es más sencillo con el nuevo etiquetado)

Cuando cocines mide las porciones de sal

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Ingrese su nombre