Durante el Connect Day, un encuentro virtual de expertos organizado por Philips, se debatió sobre las nuevas tecnologías. (Foto: iStock)

De engranes y manecillas metálicas a chips y números parpadeantes. Así fue la transición de la relojería, de analógica a digital, la cual actualmente está teniendo su símil en el campo de la medicina.

El cambio está siendo catalizado por la pandemia aún prevalente. Ante la dimensión de esta situación, los médicos cada vez recurren más a nuevas tecnologías para poder enfrentar de manera más eficiente los retos asociados con la Covid-19.

En el horizonte se divisa una nueva medicina más apoyada en resoluciones no surgidas directamente del criterio humano, sino de las herramientas digitales. En este contexto, ¿será que el juramento hipocrático de poner en primer lugar la salud del paciente se está tomando a la ligera?

Un foro de debate sobre nuevas tecnologías aplicadas a la salud

Bajo esta perspectiva se llevó a cabo la séptima edición de Connect Day, un encuentro virtual de expertos organizado por Philips, compañía especializada en tecnologías de la salud, en que las opiniones contrastantes marcaron la tónica de este acontecimiento.

Los panelistas se enfrentaron al dilema del salto de paradigma: hacer que médicos y pacientes transiten de una visión analógica, basada principalmente en el talento del personal clínico, a una visión digital, sustentada fundamentalmente en recursos tecnológicos.

Saltar es increíble, pero puede traer una serie de complicaciones y uno de los retos es cómo tenemos que planear la transformación, sin que sea caótica. En el área de la salud los detalles marcan la diferencia y simplemente cerrar los ojos y dar un salto puede ser señal de irresponsabilidad”, expresó Vladimir Pizzo, director de mercadotecnia de Philips.

Sin embargo, Pizzo aclaró que no está en contra de la transformación, sino que es un entusiasta de ella, siempre que se sepa dar el salto de manera correcta.

Por otro lado, Jeroen Tas, director de innovación y estrategia de Philips, expresó que en la actualidad es preciso evaluar cómo el internet de las cosas puede ayudar a cuidar mejor a los pacientes hospitalizados, de acuerdo con su experiencia en el sector de salud de la milicia estadounidense.

“Es algo que hemos visto en la Secretaría de Defensa de Estados Unidos, donde damos seguimiento a pacientes a través de wearables, para que nos manden información específica que después enviamos a la nube y luego, mediante algoritmos, vemos si hay algún tipo de disminución de la enfermedad o si es necesario hacer algún tipo de intervención”, explicó Tas.

Además, este directivo de Phillips dijo que él y su equipo de especialistas han tratado de perfeccionar la interpretación de información médica compleja con ayuda de la tecnología, en el caso de pacientes con neumonía derivada de la Covid-19.

“Hemos utilizado inteligencia artificial para poder cuantificar el daño que la enfermedad ha causado en los pulmones”, dijo.

Recomendamos: Reinfección de Covid-19: ¿Existen motivos para encender nuevas alarmas?

El futuro está en marcha

Experimentar la atención virtual, el intercambio de datos y la inteligencia artificial de primera mano dará forma al debate sobre el futuro en la atención médica, según Tas, quien también comentó que debe haber una asignación suficiente de recursos a los hospitales públicos y privados de América Latina para que la transición tecnológica no fracase en el intento.

Durante Connect Day, Philips también dio a conocer su encuesta anual, Future Health Index 2020, con el fin de ayudar a los países a abordar los desafíos de salud global. Se trata de la primera vez en que el informe se enfoca en la nueva generación de profesionales sanitarios menores de 40 años, grupo que representará la mayor parte del personal de salud durante las próximas dos décadas.

Al respecto, Fabia Tetteroo-Bueno, directora general en Latinoamérica de Philips, considera que la futura transformación médica va más allá de las nuevas tecnologías, pues está en cierta medida bajo la responsabilidad de esta próxima generación de profesionales marcados por la innovación.

“Sin embargo, con demasiada frecuencia los puntos de vista de estos profesionales no se comprenden del todo, ni se toman en consideración y, para que este cambio realmente se produzca, es necesario escucharlos y comprender sus necesidades con el fin de generar buenos resultados en el futuro ”, dijo Tetteroo-Bueno.

¿Te interesan nuestros contenidos? Puedes suscribirte gratis a nuestro newsletter

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Ingrese su nombre